FOTO1

Echamos mano de la guía cinematográfica para escapar esta Semana Santa y disfrutar de unas vacaciones de película: no hay que reservar plaza con meses de antelación, te ahorrarás los cálculos algorítmicos para conseguir más hueco en la maleta y esquivar colas/caravanas, y, además de todo esto, no padecerás el inevitable trauma de la vuelta a la rutina laboral. Si no te queda otra que encargarte del room-service de tu habitación, desayunar en el buffet de tu cocina y hacer turismo por tu barrio, estira las piernas con la ficción más trotamundos, aléjate de las redes sociales y piensa que en cuestión de días, todas las aves volverán a su nido.   

FOTO2

 

TAMAÑO FAMILIAR

FOTO3

Sin duda, el clan con menos ganas de quedarse en casa cada vez que llegan las vacaciones  han sido los Griswold. La saga itinerante National Lampoon’s Vacation (Las vacaciones de una chiflada familia americana) partió en 1983 y no ha parado hasta este pasado 2015, con el estreno de una nueva entrega protagonizada por una nueva generación en Vacation (Vacaciones). Harold Ramis y John Hughes montaban a Chavy Chase y los suyos en una ranchera familiar color pistacho que se acabó convirtiendo en un hito de la comedia comercial de los ochenta. Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia y la capital del juego, Las Vegas, eran los territorios damnificados…

FOTO4

Mamá Sheryl (Toni Colette), papá Richard (Greg Kinnear), el abuelo (Alan Arkin), el hermano mayor Dwayne (Paul Dano) y, por supuesto, el denominador común de toda la familia Hoover, Olive (Abigail Breslin). Todos hacinados en una destartalada furgoneta Volkswagen directos al concurso de belleza infantil Pequeña Miss Sunshine, en California. Por muchos baches y giros sorpresa que nos depare el camino, viajar con toda tu prole es la mejor rehab para hacer borrón y cuenta nueva. 

 

MAPA PARA DOS

FOTO5

Sam y Suzy, amigos por correspondencia, decidían huir juntos y volcarse en una encantadora excursión que les llevaría a una cala en la que con un equipo de camping, seis libros y un tocadiscos armaban el escenario idóneo para el primer beso. Con Moonrise Kingdom, el experto en dioramas cinematográficos, Wes Anderson, tiraba de brújula para reorientarnos hacia ese cautivador romance iniciático solo para dos, libre de la tutela paterna y que transporta del Norte al Sur y hasta el fin del mundo.

Por su parte, Chris (Steve Oram) y Tina (Alice Lowe) también optaban por una escapada, en caravana, para conocerse mejor y afianzar lazos. El itinerario incluía los paisajes más bucólicos de Yorkshire… y dejaba una masacre a su paso. La comedia negra británica Turistas (Sightseers) rompe una lanza a favor del turismo rural: puede ser divertido y hasta convertirse en una experiencia extrema.

FOTO6

 

EN LO PROFUNDO Y SALVAJE

FOTO7

Con Wild y Hacia rutas salvajes, Cheryl Strayed (Reese Witherspoon) y Christopher McCandless (Emile Hirsch) nos demostraron, cada uno por su camino, que el mayor viaje de todos también puede ser económico. Camúflate en los paisajes verdes, despeja tu mente y ejercita tus glúteos por el módico precio que implica hacer el esfuerzo de levantarte de tu asiento.

FOTO8

Si el verde que te tira es el de los billetes y aquel que se puede liar en cigarrillos, rompe tu hucha de cerdito y suma tu calderilla al bote de Selena Gomez, Vanessa Hudgens, Rachel Korine y Ashley Benson. Tantas ganas tienen de convertirse en Spring Breakers, que están dispuestas a financiar su juerga con el atraco exprés a un local de fast food. La resaca del día después solo es el principio del caos. Harmony Korine advierte: el síndrome postvacacional perjudica seriamente la salud… Hasta el punto de ser arrastrado por una soleada y fluorescente espiral de violencia y chonismo, donde, en el mejor de los casos, acabarás siendo traicionado y condenado mientras Britney Spears ejecuta sus gorgoritos tuneados. 

 

IDA SIN VUELTA

FOTO9

Si esta vez te tienes que conformar con unas vacaciones en casa, consuélate con algunas escapadas en las que sus entusiastas protagonistas se podrían haber ahorrado el billete de vuelta. Michael Fassbender organizó un fin de semana romántico para su novia Jenny (Kelly Reilly) a las orillas del aparentemente tranquilo Eden Lake… pero el paisaje poco tenía que ver con el de un paraíso terrenal. Jena Malone cogía un avión hasta México y se internaba en la selva para acabar en lo alto de una pirámide maya en The Ruins… aunque para ruina la suya y la de sus amigos. Josh Duhamel y Olivia Wilde se convertían en Turistas mochileros en su visita a Brasil… y, de paso, en víctimas del mercado de negro de órganos. Y Eliza Dushku se lanzaba a practicar senderismo en los densos bosques de West Virginia… con tan mala suerte de caer en el Km 666.

FOTO10

Aunque algunos de ellos lograron dar con el camino de regreso a casa, lo que les sucedió en el intermedio apaciguará tu incipiente frustración ante la caravana de posados vacacionales que te espera en Instagram en estos próximos días. Las familias numerosas tampoco están a salvo de los peligros de esa ruta que se sale de los límites del mapa: los Carter estarán al borde de su extinción con solo tomar un atajo que les llevará al infierno de la desintegración de su estirpe… a manos de un clan de mutantes humanoides radioactivos cuyas vacaciones consisten en arruinar las tuyas.

 

FUERZA MAYOR

FOTO11

Hay ocasiones en las que no hay otra que hacer las maletas y lanzarse a la carrera sobre la carretera. Que la vida pinte mejor en estado vacacional tiene más de espejismo que de realidad pero, a veces, cualquier destino es mucho mejor que el punto de partida. En Bienvenidos a Zombieland, Emma Stone y Jesse Eisenberg se embarcarán en una road-movie forzada por un apocalipsis zombie que les llevará a buscar refugio en Pacific Playland (Los Ángeles), un parque de atracciones, supuestamente, libre de mordiscos y amputaciones.

FOTO12

Otro viajero con demasiadas expectativas en el final del trayecto es Mad Max (Tom Hardy): demasiada Furia en la Carretera para acabar volviendo a la casilla de salida. Porque ni siquiera de vacaciones podemos bajar la guardia. En un abrir y cerrar de ojos, una avalancha puede alterar el programa de actividades del día e, incluso, del resto de tu vida:

Coméntalo

comentarios