1

Hoy en día, ¿es posible innovar en moda? Orientar tus hazañas como diseñador creativo hacia el campo de la exploración sin precedentes resulta cada vez más complicado. Sin ánimo de quitarle un pelo de importancia a la labor que algunos genios del pasado siglo desempeñaron en el proceso de reinventar el uniforme de la calle (no cabe duda de que la moda estará siempre en deuda con Chanel, Balenciaga o Saint Laurent), nuestros diseñadores coetáneos lo tienen también bastante difícil. La razón es más que evidente: ya está todo el pescado vendido. Ante tal conclusión, quedan pocas opciones para dar en la diana con una colección que consiga despuntar sin recurrir a la retrospectiva de archivo o a la reinterpretación de alguna de las décadas más provechosas de la cultura pop -sin restar tampoco un ápice de valor a algunas de estas “regresiones” (en su mejor acepción) artísticas, sublimes y, a veces, necesarias-. Una de ellas, quizás la más efectista, pasa por coger la coctelera conceptual y meter en ella algunos ingredientes clave. Como toda disciplina de autor, a mayor singularidad de los elementos (y cuanto más opuestos parezcan entre ellos), más aclamado será el resultado. Esta curiosa fórmula podría haber sido el foco de inspiración que llevó a los gemelos más prolíficos de la moda italiana a crear su colección FW16/17: Mangapunk.

2

Gran Bretaña y Japón, ambos con su respectiva carga de referencias visuales, se unen para dar forma a la colección de Dsquared2 para este otoño.

3

Gran Bretaña y Japón, ambos con su respectiva carga de referencias visuales, se unen para dar forma a la colección de Dsquared2 para este otoño. Sin embargo, a pesar de lo surrealista de esta mezcla, sus elementos guardan una elegante relación con respecto al ADN de la marca. Denim, piel y grafismos, todos ellos muy frecuentes en las propuestas de Dsquared2, absorben de forma coherente el carácter británico y la iconografía nipona. En este juego de influencias entran también texturas, volúmenes (nota mental para la próxima temporada: combinar oversize y skinny en la misma silueta, resultado a la vista) y estampados (desde el print de inspiración kimono hasta el típico cuadro escocés). Los metalizados y las notas de color vuelven a impregnar los looks de esencia Dsquared2. Mención de honor merece también una de las prendas clave de la colección: una versión orientalizada del típico kilt (falda trampantojo más en boga que nunca ahora que la androginia comienza a copar terrenos del mesnwear), sobrepuesto al estilo punk y alargado hasta la rodilla o el suelo para recordar al atuendo de un luchador japonés.

4

5

6

7

8

9

10

11

12

 

BACKSTAGE

Allá donde el país nipón se fusiona con el mood inglés. Donde el kilt y el kimono se vuelven una sola prenda y el cuadro escocés converge con el print oriental. Lugar así sólo hay uno: el backstage de Dsquared2 durante el desfile de Mangapunk, su colección FW16/17.

1

backstage-1

backstage-2

Coméntalo

comentarios