En esta era 2.0 en el que la precocidad está a la orden del día, en donde cualquier joven post-adolescente con un Tumblr y un Mac pueden hacer maravillas artísticas y cualquiera puede convertirse en un fenómeno viral y caduco, también existen talentos jovencísimos que rezuman algo especial y muestran un largo camino por delante. Este es el caso de Mac DeMarco, un músico de 23 años de Canadá. No llega a un cuarto de siglo y ya ha publicado dos discos (oficiales ya que anteriormente ya  había publicado varios autoeditados): su primer EP fue Rock And Roll Night Club, 2 es el primer disco y Salad Days, el segundo. Todos ellos con la misma discográfica llamada Captured Tracks (en nuestro país, Everlasting Records). Es inevitable preguntarse por qué un chico de Canadá de tan sólo 23 años, con aspecto de paleto del Estados Unidos más profundo y con caras bobas a lo largo de toda la red ha conseguido un éxito y buena reputación internacional, tocar en festivales de todo el mundo, como, por ejemplo, en la anterior edición del Primavera Sound. Pues bien, dejando a un lado estas obviedades o su innegable atractivo de nerd-cool (que no sólo es obvio que cuenta con él sino también está más de moda que nunca) sí que es cierto que la música de Mac DeMarco es mucho más que una moda o boom pasajero. Proveniente de una familia de músicos de Nueva York y criado en Canadá, comenzó en el mundo de la música con 14 años y en el año 2009 publicó su primer disco auto-editado bajo el nombre de Heat Wave. Ese mismo año llegó a tocar con grupos como Japandroids.

En el año 2012 publicó su primer EP Rock And Roll Night Club, en el 2013 el álbum 2 y en este 2014 el álbum Salad Days. Además de todo esto, también ha recibido en varias ocasiones el título de Best New Music por parte de Pitchfork, ha recibido el 2013 Polaris Prize y ha grabado con músicos como Tyler The Creator.

Su psicodelia se ha refinado y depurado hasta convertirse en un casi folk-rock que le convierten en una figura esencial del jizz-jazz, como él mismo define su sonido.. Tenemos muchas ganas de escuchar su próximo trabajo, de disfrutar de Salad Days y de que vuelva a tocar en nuestro país.

 

Coméntalo

comentarios