LoveAndMercy

No es el biopic musical un subgénero demasiado habituado a acaparar elogios de la crítica y el público. Salvo algunas excepciones: Amadeus, The Doors, I’m not there, En la cuerda floja, Control… los intentos por recoger las complejas y agitadas vidas de las estrellas de la música no han encontrado su mejor versión en la gran pantalla. Sin embargo, este año, el 10 de julio en España, podemos sumar a esa lista una nueva anomalía. Responde al nombre de Love & Mercy, y resigue dos etapas claves de uno de los músicos más influyentes de la música popular de los últimos tiempos, Brian Wilson. La película supone el debut en la dirección de Bill Pohland, quien cumple con creces en la voluntad de acercar al espectador a la creativa, tumultuosa y dañada mente del genio detrás de los Beach Boys. Fragmentada en dos líneas temporales, unidas por un fluido montaje que suaviza los constantes saltos en el tiempo, Love & Mercy narra el periplo creativo del autor de Pet Sounds en los 60’s, cuando la banda dejó atrás el surf rock naif para abrazar el pop psicodélico impulsado por Wilson, y como ello, le enfrentaría a su padre y a Mike Love, primo y uno de los principales críticos con ese cambio de estilo de la banda. Y por otro lado, está toda la historia que acontece años después, en los años 90’s, con el músico convaleciente por crisis nerviosas y enfermedades mentales, y controlado con mano de hierro por el terapeuta Eugene Landy. Fragmento centrado en el papel relevante que jugó su actual pareja para alejarlo de la influencia opresiva y malintencionada de Landy, y aportarle esa serenidad y cordura necesaria para que recobrara su voluntad de seguir con su carrera musical.  Pohland hace acto de un fino talento para saltar de una época a otra, y pese que a Paul Dano y Joan Cusack no compartan los rasgos del líder de los Beach Boys, entre ambos completan este laborioso y encomiable retrato de la persona que se esconde detrás del genio musical; sus temores, angustias, sus arrebatos de genialidad quedan recogidos con ejemplaridad, especialmente brillante a la hora de trasladar a la gran pantalla los procesos que van llevando a Brian a dudar de su equilibrio mental y entrar en oleadas de pánico y crisis. Por si no hubiera suficientes motivos para agarrase a ella, la banda sonora corre a cargo del músico Atticus Ross, y está repleta de joyas musicales del período de los 60’s.

love-and-mercy

LOVE-MERCY-6

love-mercy05

Love & Mercy. Bill Pohland. USA, 2015. Biopic musical. Estreno en España: 10 de julio

Coméntalo

comentarios