foto1

Existen lugares en el mundo que han sido olvidados durante décadas.Un ejemplo es Kolmanskop, en Namibia, una de las muchas tierras que han sido absorbidas por la arena y superadas por el tiempo, convirtiéndose en una ciudad fantasma. Esta pequeña ciudad cercana a la costa africana, abandonada ya a principios del siglo XX, es clave a la hora de crear la colección SS17 de LDN. Forgotten Lands muestra a través de sus prendas que hay lugares que, aunque se dejen atrás, nunca mueren. La vida siempre continúa y esta mezcla explosiva de tonos neutros con naranjas eléctricos y verdes esmeralda lo demuestra. Los tonos marrones, grises y beiges dibujan el impactante paisaje africano, mientras que los colores más intensos muestran a la perfección el poder del sol en los atardeceres de Namibia y la naturaleza que aún vive. Las prendas con rodilleras y hombreras acolchadas, el revestimiento de los complementos o los bolsillos son detalles que aluden a la estética de los trabajadores, dando profundidad a su idea inicial e ilustrando aún más si cabe este viaje a través del tiempo y el espacio.

foto3

foto5

foto7

Forgotten Lands muestra a través de sus prendas que hay lugares que, aunque se dejen atrás, nunca mueren.

foto9

foto4

foto6

Coméntalo

comentarios