Recuperar objetos de nuestra infancia es cada día más normal, lo retro, vintage y antiguo se convierte en objeto de coleccionismo y fetichismo que nos retrotrae a tiempos pasados. Muchas de estas piezas son juguetes y objetos que nos recordaban a esos pequeños momentos felices donde lo único que importaba era el bocata de la merienda y ver la serie de turno en la televisión; sin embargo, muchos de esos objetos, ya sean muñecos hinchables, globos o cochecitos, no llegan a durar todo lo que nos gustaría debido al paso del tiempo.

¿Qué pasaría si alguien combinara la añoranza por esos objetos pero con la novedad de lo contemporáneo y un tratamiento depurado y adulto que lo eleva a casi una pieza de arte? Saldrían las maravillosas esculturas de Brett Kern.
Este escultor estadounidense ha aunado esa idea y ha conseguido crear esculturas de cerámica que imitan a la perfección a las figuras hinchables de nuestra niñez. Dinosaurios, globos y astronautas que harán saltar a nuestro infante interior.

Coméntalo

comentarios