El camuflaje ha sido desde siempre un estampado que huía del protagonismo. Llamar la atención era algo totalmente ajeno y contrario a su naturaleza, y así se ha mantenido hasta que el mundo de la moda entró en su vida, lo colocó en el punto de mira y lo transformó en un verdadero exhibicionista que ahora seduce a las multitudes. Quién lo iba a decir. Tal es su placer siendo centro de todas las miradas que su última alianza es con un experto en el arte de moverse bajo el spotlight: el mítico G-Shock, el reloj que con su robusta estructura y sus volúmenes rotundos se desmarcó de sus congéneres y nunca dejó de destacar frente a ellos. Así, llegan cuatro nuevos modelos de este accesorio que incluyen el camuflaje en diferentes versiones y colores, pensados para cubrir diferentes niveles de atracción de miradas ajenas.

Coméntalo

comentarios