156Tatuajesquesuenan

La fauna geek que pulula por el ciberespacio no deja de sorprendernos. El último ha sido un tal Dmitry Morozov, músico, fan de Star Wars, artista audiovisual e ingeniero digital moscovita que en el albor del nuevo milenio decidió que ya era hora de hacer de su capa un sayo y consagrarse a la experimentación de nuevos mecanismos de producción de sonido. Catorce años después, no podemos menos que abrirnos de orejas ante vtol (a.k.a. Reading My Body), un instrumento robótico que tiene la peculiaridad de procesar de modo sonoro la información cifrada en tatuajes gracias a un raíl de mano provisto de sensores que un motor hace desplazarse sobre la piel, convirtiendo el tatuaje en una partitura que también responde al movimiento provocado por los bailoteos de su propietario. Lo que se dice llevar la música en el cuerpo.

 

Coméntalo

comentarios