No urge memorizar el nombre de esta joven de Liverpool porque a lo largo de los próximos doce meses del 2015 se presentarán muchas ocasiones para hacerlo. La primera este 5 de enero cuando salga a la calle “Understudy”, su segundo EP.

Aunque la primera señal la lanzó meses atrás, cuando unos pocos exploradores, seducidos por el rastro resplandeciente que emite la deliciosa “Station”, llegamos al soundcloud de Holly Lapsley Fletcher, y supimos desde ese mismo instante que la chica estaba destinada a convertirse en una compañera de viaje recurrente en el futuro. Con una voz cristalina que se acopla a la perfección al colchón de suaves costuras electrónicas que ella misma dispone le ha sido suficiente para llamar la atención del prestigioso sello XL Recordings, quien la ha fichado para publicar sus siguientes pasos discográficos. Sin embargo, sus inicios musicales se remontan a los doce años, cuando esta prodigiosa músico empezó a crear sus propias canciones. Fue a los 17 cuando empezó a llamar poderosamente la atención – de la BBC que la ha puesto en su influyente BBC Sound of 2015 (probablemente termine ocupando los puestos más altos), y de medios atentos a los sonidos de las islas británicas. Con 18 recién cumplidos parece dispuesta a comerse el mundo y plantarle cara a la Lorde o la Adele que se le pongan a tiro.

La joven inglesa escribe, canta y se produce sus propios temas. En éstos sobresale el flujo adhesivo de una voz acariciante y portentosa, pero también una producción electrónica depurada y minimalista. A nivel sonoro parece beber de Jamie XX y de James Blake, con quien comparte esa calidez emocional esparcida en todos los surcos de sus temas, y el efecto que deja su voz es comparable al de Sade.

Hasta la fecha Station es su perla más arrebatadora. Una muestra de alta tasación en la que Fletcher destapa las posibilidades de su talento. Al escucharla es fácil caer en el error de que a la inglesa le acompaña una voz masculina, pero en realidad es ella misma, desde el refugio de su bedroom, dándose réplica mediante texturas y tratamientos vocales.

Låpsley está llamada a convertirse en la respuesta femenina a la electrónica emocional de James Blake, o a dónde sea quiera conducir su carrera, porque allí le acompañará esa voz que atesora. El futuro le abre camino.

Soundcloud de Låpsley:

 

Coméntalo

comentarios