tm1-11

La inocencia de un cuerpo virgen, el olor de una rosa fresca o el canto de un pequeño pájaro a la luz del alba. Sinónimos del mismo sentimiento que plasmaron los hermanos Foenkinos en la dirección y Audrey Tautou en la interpretación de la película La Delicadeza. Emoción equivalente la que encontramos en los cuadros de Ana Santos. Ella se lava las manos antes de dibujar como si fuera un ritual constante antes de la obra que está a punto de crear. Su pasatiempo preferido desde siempre ha sido dibujar y pintar cualquier cosa que se presentara ante su mirada: “Creo que la inspiración puede venirte de cualquier lado, ya sea una foto, una canción, una película, la naturaleza, alguien que pasa por la calle… Pero, por norma general, mi mayor fuente de inspiración es la fotografía”, nos cuenta. “Tengo un cuadro que hice en primero de carrera al que le tengo mucho cariño. Aún sigue colgado en una pared de mi habitación” afirma. Con una paleta cromática que se lleva demasiado bien con los tonos pasteles, los rostros femeninos que retrata, ya sea mediante acuarela o con lápices de colores, están llenos de magia. Ana es capaz de crear constelaciones con las pecas de las mujeres que pinta y consigue fusionar sus inocentes miradas con delicados elementos de la naturaleza como las flores o la fruta o del reino animal como los pájaros o los insectos. “Mis artistas favoritos son Edward Hopper, Touluse Lautrec, y Rothko. Este último me influyó mucho cuando empecé a hacer abstracción (estos cuadros los suelo hacer de vez en cuando pero no los suelo mostrar en redes). Creo que uno de mis artistas contemporáneos favoritos es Conrad Roset. Ahora, gracias a Internet, descubres artistas nuevos casi cada día”, nos dice. Para relajarse y concentrarse en sus dibujos, escucha de fondo películas que ya ha visto para que le hagan compañía. Ella es Ana Santos.

tm1-4

tm1-8

tm1-1

La inocencia de un cuerpo virgen, el olor de una rosa fresca o el canto de un pequeño pájaro a la luz del alba. Emoción equivalente la que se respira en los cuadros de Ana Santos.

tm1-5

tm1-7

Con una paleta cromática que se lleva muy bien con los tonos pasteles, los rostros que retrata, ya sea mediante acuarela o con lápices de colores, están llenos de magia.

fotoanasantos-2

“Sinceramente no sé cómo imaginarme dentro de cinco años, porque he llegado a trabajar en esto sin planearlo demasiado, así que las casualidades de la vida dirán… Aún así, espero seguir trabajando en esto”.

Coméntalo

comentarios