Flow © 2017 Bright Potato
Flow © 2017 Bright Potato

Se podría decir que la vida es en esencia la búsqueda de un equilibrio entre polos opuestos, entre la desgracia y la gracia, entre el fracaso y la gloria. En su último proyecto para Bright Potato, Flow, Diego Martínez imaginó junto a su socio David Beirne esa línea que dibuja la vida. Sobre ella nos sentamos esperando no caer, intentando mantenernos en una posición lo suficientemente sólida para poder mirar hacia adelante con esperanza. Flow es un trabajo que nació de la propia experiencia personal de Diego cuando una persona allegada a él fue diagnosticada con cáncer. En el cuadro Crush proyectó por primera vez esa línea que mira al futuro para superar las heridas del presente. Flow materializa esta la línea, pone un marco sobre ella e invita a cuestionar al “yo” en un mundo que avanza demasiado rápido.

The crush, artwork © 2017 Bright Potato
The crush, artwork © 2017 Bright Potato

Ha pasado un año desde que hablamos la última vez. ¿Que le ha sucedido a Bright Potato en todo este tiempo?
Todavía estamos empezando. Llevaremos diez años y seguiré diciendo que estamos empezando. Creo que es lo bonito de cuando estás empezando, aprendes de todo y todo es apasionante y gusta de diferente manera.

Vuestro último proyecto, Flow
Tiene un punto de vista más extravagante. Creamos una instalación en la que queríamos que la gente interactuara. Esto no es algo que se vea mucho en el Salon Satellite y la verdad es que la acogida fue muy buena y la opinión de la gente también, salvo cuatro o cinco estudiantes de diseño…

¿Qué dijeron?
Puede ser que la vieran más conceptual, pero también tiene que ver el hecho de que cuando estás estudiando, te quieres comer el mundo de una forma en que lo ves todo demasiado fácil. En nuestro caso, el proceso de creación de Flow no fue sencillo, y llegar al concepto definitivo de la silla nos llevó más tiempo. Al principio teníamos el asiento definido, pero la cosa era hallar cómo incorporar las patas. Ahí fue cuando decidí romper con la convección y di con la idea de construirla como un cuadro para dar la sensación de que estás viendo una pintura.

Flow © 2017 Bright Potato
Flow © 2017 Bright Potato

“Creamos una instalación en la que queríamos que la gente interactuara. Esto no es algo que se vea mucho en el Salon Satellite y la verdad es que la acogida fue muy buena y la opinión de la gente también, salvo cuatro o cinco estudiantes de diseño…”

El resultado es sin duda coherente y remite mucho al dibujo que lo inspiró…
Sí, de hecho el motivo del cuadro no es del todo agradable. Cuando dibujé el cuadro, quería concebir o explicar la superación del día a día, de los altibajos que sufres en tu vida. Esa línea que representa el cuadro es la propia vida en la búsqueda de un equilibrio entre lo bueno y lo malo que tienes. Esto es lo que queremos emular con la silla, con una vista y un avance hacia el futuro en el que añadir esa iluminación significa mirar y reflexionar hacía lo que viene, no hacía el pasado. No es un producto al uso, va más allá de la simple funcionalidad.

Tiene este aspecto más artístico propio de una obra de arte, pero sí cumple una función… 
Te puedo decir que hemos construido el posible mercado de esta silla gracias a la feria. Una semana antes no sabíamos qué tipo de mercado o cliente iba a estar interesado. No habíamos hecho un estudio de mercado para este producto, porque al venir más de los sentimientos, nos dejamos llevar más por ellos que por querer hacer algo que se pueda vender a millones. Es verdad que es más escultura y evidentemente cuando es más personal rompes con esas metas a cumplir cuando quieres perfeccionarlo. Ahora mismo es un proyecto que vamos a desarrollar desde este prototipo con ya un cliente objetivo en mente.

¿En qué espacio imaginas la instalación?
Jardines, espacios abiertos, terrazas, recepciones de hotel y oficinas… Hemos recibido a gente que quiere algo así para este tipo de espacio, objetos que den cierta calma en un mundo de estrés.

Papillon © 2016 Bright Potato
Papillon © 2016 Bright Potato

¿Cuáles son vuestros referentes artísticos?
Dependen mucho del tipo de cliente con el que estás trabajando. Ahora estamos trabajando con un fabricante que lleva el diseño de varios estudios y está muy abierto a nuevas tendencias, nuevos diseñadores… Ahí lo primero que le pido son unos objetivos a cumplir y unas referencias de su gusto. No es lo mismo que yo te haga una obra maestra porque es mía a una basada en la estética de los muebles de los años 50 o 60 con una temática más aerodinámica. Ahí tienes una marca que tienes que seguir, pero luego haces un estudio de funcionalidad y vas avanzando en la creación de nuevas ideas. Nos gusta salirnos del tiesto y dar siempre nuestra firma personal, no tiene porque ser todo homogéneo. Buscamos la innovación y la simplicidad al máximo.

¿Cuál dirías que es la estética del mueble español?
Sinceramente no lo sé, porque desde que estudié el mueble español en la carrera, me he abstraído mucho de la esfera del mueble clásico. Sí que ves una diferenciación en el mueble de Mariscal o Mila y no tiene nada que ver con el mueble clásico español. Creo que el diseño no se ha valorado tanto en España o al menos ha sido poca la gente que lo ha hecho. El valor del diseño no está tan arraigado como en el resto de Europa, aunque también son estereotipos porque también depende de la posición social de cada persona. Por otro lado, cuando hablas con la gente de diseño, te señalan Ikea, y no lo critico, pero hay diseño más allá de ahí.

Peg © Bright Potato
Peg © Bright Potato

“Nos gusta salirnos del tiesto y dar siempre nuestra firma personal, no tiene porque ser todo homogéneo. Buscamos la innovación y la simplicidad al máximo”.

sillas1

¿Cuál es la dirección que tomará el diseño de Bright Potato?
Creo que vamos a seguir haciendo lo que nos inspire en el momento clave. Vamos a seguir los mismos impulsos. Cuando tienes una necesidad, buscas una solución y la solución que sale es la mejor en ese momento. Vamos a seguir trabajando con Flow, queremos realizar algún diseño complementario, pero no nos atamos a nada. Todo tiene su punto bonito y hay que exprimirse a uno mismo para sacar lo mejor. No sólo resolver el problema sino hacerlo todavía mejor.

David Beirne y Diego Martinez, de Bright Potato © Miguel Souto, 2017
David Beirne y Diego Martinez, de Bright Potato © Miguel Souto, 2017

Coméntalo

comentarios