Para los amantes de los libros antiguos y/o de los libros de papel que no pueden llevar tomos gigantes en el bolso o en la mochila ha nacido KleverCase, una funda con forma de cubierta de libro para gagdets del encuadernador Philip Bradburn, que lleva 40 años en el oficio. La idea nació cuando quiso hacerle una funda especial para su hijo en Navidades, y desde entonces las ha hecho para su venta.

Coméntalo

comentarios