JULIETA1

Julieta es la película que no esperas de Almodóvar. Esa que sus detractores tienen que ver para buscarse nuevos argumentos y la que sus admiradores entenderán como una obra madura y meditada en la que el director es todo lo sobrio que, suponemos, puede llegar a ser. La película número veinte de Pedro Almodóvar lleva nombre de mujer, al igual que su película número diez, Kika. El paradigma de lo almodovariano se ha modificado mucho desde 1993, cuando se estrenó la comedia protagonizada por Verónica Forqué, y ha creado ramificaciones que hacen que Julieta, aún teniendo todo para ser hija de Almodóvar, tenga una esencia totalmente diferente a sus películas anteriores.

El melodrama cobra en Julieta nuevas formas dentro de la filmografía del director manchego, en un ejercicio de contención que nace de los textos de Alice Munro. En esta ocasión Almodóvar (al igual que hiciera en Carne Trémula y La piel que habito) parte de un autor para adaptarlo a su identidad cinematográfica.

Destino, Pronto y Silencio son los textos en los que llevaba desde 2009 trabajando y que, en un principio, formarían su primera película a rodar en Estados Unidos. El drama seco de la autora canadiense era para Pedro algo difícil de contextualizar en España, en donde los conflictos se afrontan de una forma muy diferente a cómo se hace en Norteamérica, pero tras unos años sin tocar el borrador de su adaptación, lo releyó y le gustó. Vio entonces la posibilidad de trasladarlo a España tras introducir algunas modificaciones al guión.

JULIETA2Pedro Almodóvar en una de las imágenes promocionales de Julieta.

Julieta es el recorrido por la vida de una mujer marcada por un abandono, que escribe una carta a su hija tras silenciar algunos fracasos. Tres décadas en la vida de una mujer cuya apariencia se modifica y que traslada la inocencia del rostro de Adriana Ugarte al magnetismo de Emma Suárez, unidas en una secuencia que se convierte en clásico instantáneo.

Al contrario que en Los amantes pasajeros, su última película, pesa más lo que no se dice que lo dialogado. Este drama seco no tiene esas múltiples pinceladas de comedia que había en dramas anteriores. Pedro Almodóvar cuenta que sí había parte de eso en el guión, pero que al ponerlo en acción no tenía mucho sentido y fue desapareciendo para quedarse en el drama puro.

JULIETA3Michelle Jenner durante el rodaje de Julieta.

Más dramático ha sido el vacío que ha dejado la noticia de la muerte de Chus Lampreave, una de las actrices fundamentales en el cine de Almodóvar. A través de la página web de El deseo, la productora de los hermanos, Pedro ha difundido una nota expresando que “fue la actriz que mejor interpretó a los personajes inspirados en mi madre. Chus me hacía sentir capaz de todo, tenía la capacidad de convertir cualquier extravagancia mía en algo natural, divertido, sencillo, puro”.

Entre las joyas que nos deja la unión del director y la actriz no quedamos con este ejemplo de la película La flor de mi secreto y que sirve para entender cómo Chus es la única actriz que puede dar vida a ciertas frases:

Los nuevos terrenos que se exploran en Julieta tienen también nuevos jugadores. Además de las actrices que interpretan al personaje principal se han sumado al universo almodovariano otros actores como Inma Cuesta o Daniel Grao, y otros habituales, como Rossy de Palma, aparecen en esta película abordando un papel diferente al habitual.

JULIETA4Rossy de Palma, Emma Suárez, Adriana Ugarte, Inma Cuesta y Michelle Jenner.

El rodaje de Julieta ha sido reparador para Pedro Almodóvar, que tuvo que someterse a una complicada operación de espalda. El diseño de producción y las características de esta película le llevaron a viajar por Galicia, los Pirineos o Andalucía, algo que no es lo más indicado para después de una operación del estilo, pero que sirvió de bálsamo al director, que tiene en los rodajes su hábitat natural. En el siguiente vídeo podemos verle dando indicaciones en el rodaje de Los abrazos rotos, en lo que es una lección de dirección de actores:

Aún está por ver cual será el recorrido de Julieta. Las buenas críticas que empieza a cosechar están muy lejos de la pésima recepción de su último film y podríamos verle de nuevo en los Oscar. La sobriedad de Almodóvar sienta a sus películas casi tan bien como la irreverencia de sus primeras obras. Ver su filmografía en conjunto nos sirve como una forma de entender la manera en la que ha madurado y también en cómo ha cambiado su punto de vista.

Julieta se estrena el viernes 8 de abril en las salas de cine españolas.

Coméntalo

comentarios