Jimmie Karlsson y Martin Nihlmar son la pareja que da nombre a una de las firmas londinenes más cool del mundo del diseño: Jimmie Martin. Con más de 10 años de trayectoria en el diseño de mobiliario y de interiores, este dúo de diseñadores de origen sueco no conoce los límites. Juntos revisitan modelos clásicos de mobiliario para crear modelos únicos donde combinan el estilo barroco y posmoderno. ¿El resultado? Piezas extravagantes, irreverentes y con un punto kitsch y bizarro que te hace amarles u odiarles.

Sillas, sofás y muebles con mensajes como “I’m a f***ing star”, “Rehab”, “God Save The Queen” o “Your imperfection turns me on”, enormes cabezas de rinocerontes estampadas llenas de color, lámparas con formas de cuerpo humano, espejos graffiteados o bustos de icónicos personajes históricos, son sólo algunas de las exclusivas piezas que forman el imaginario de esta pareja de artistas. Entre su catálogo de colaboraciones y proyectos especiales destaca la edición limitada que realizaron con el aclamado fotógrafo Terry O’Neill y el trono que lució la mismísima Madonna en la actuación de la Super Bowl en el año 2012.

 

 

Para realizar sus piezas, ambos parten de la idea de tomar algo viejo y transformarlo individualmente a gusto del consumidor, huyendo de la seriedad y buscando la originalidad a través de la incorporación de elementos inesperados en todos sus diseños. Usan materiales tan diversos como el Pan de oro de 22 quilates o cristales de Swarovski para decorar sus productos, pensados para su perfil de comprador bastante exclusivo. Y es que, ya lo avisábamos al principio, o te encanta o te horroriza, no hay medias tintas con ellos.

 

 

 

 

Coméntalo

comentarios