Reinventar la ropa interior femenina no es la intención (eso quizás sea excesivamente pretencioso o incluso imposible). Lo que Clara Ropero y Ana Alemany se han propuesto con su marca The Nude Label, es revisar los básicos íntimos femeninos desde un punto de vista conceptual. El lugar de partida es la simplicidad de las prendas, lo que supone una llamada a la funcionalidad y el confort. Su estética es muy sencilla, pero a la vez está cuidada al detalle; los materiales son suaves, ligeros y se ajustan al cuerpo; y los colores son neutros, girando en torno a los tonos nude.
Esa atención al detalle de la que hacen gala viene en parte dada por el hecho de que producen todas sus prendas en una empresa familiar, cerca de Valencia, lo que les permite tener un mayor control sobre todo el proceso.

 

Coméntalo

comentarios