“INTERSTELLAR”, Christopher Nolan.
Sci-Fi con hipótesis y desarrollo; drama terrenal, aventura espacial; viajes en el tiempo; lo épico, lo humano y lo desconocido; blockbuster astrofísico; ¿el fin de los días?; emoción VS intelecto.
Estados Unidos. Estreno 7 de noviembre.

¡”BIG–BANG”!
(de vuelta y del revés)

Interstellar” despega, y se despliega, gracias a un guión de ficción espacial épica pero realista. El sci-fi de Nolan se ha dejado asesorar por una de las mayores autoridades mundiales en el campo de la física: el experto en teorías, gravitaciones y astrofísica Kip Stephen Thorne, compañero de Carl Sagan y de Stephen Hawking. El profesor Thorne es un experto en las aplicaciones a la astrofísica de la Teoría de la Relatividad General de Einstein, y defiende la posibilidad de viajar en el tiempo a través de los agujeros de gusano. Ahí es nada… y por si eso fuera poco, para que la ciencia mostrada en la película fuera lo más real posible, le pidieron al físico que “creara” un agujero negro. Sus cálculos le llevaron a la creación de un fascinante efecto visual y la simulación más precisa que se haya visto hasta la fecha. Un trabajo en el que han participado 30 personas durante un año y en el que se han generado 800 terabytes de datos. Para describir su comportamiento, Thorne tuvo que recurrir a complejas matemáticas a partir de las cuales el experto en efectos digitales Paul Franklin creó, después, el software informático que ha dado vida a un “agujero de gusano” en pantalla: una bola de cristal en la que podemos ver reflejado el universo.

Suponiendo que un agujero de gusano existiese y nos adentráramos en él, viajaríamos a una velocidad mayor que la de la luz, atravesando las barreras del espacio y del tiempo, metiéndonos en un túnel y rompiendo todas las barreras para llegar a otra dimensión o a otro tiempo. Pues bien, eso es lo que uno vive con el visionado de “Interstellar”: una experiencia desconocida, súbita, envolvente y emocionante donde las haya. Los pletóricos y oscarizados Matthew McCounaghey y Anne Hathaway son los elegidos entre toda la Humanidad para surcar el espacio exterior en busca de un nuevo planeta que albergue el futuro de nuestra vida… en un planeta Tierra que comienza a ser poco o nada habitable. El maíz, mientras el clima lo permita, es el único alimento que se puede cultivar, por lo que la educación en las escuelas se ha enfocado a forjar una generación de agricultores con la esperanza de prolongar la vida en la Tierra. Un ex piloto de la Nasa, Cooper (McConaughey), liderará la misión espacial más importante en la historia. Todo sea para evitar que la generación de “nuestros” hijos se convierta en la última que respire.

Nolan defiende haber creado una película como en otra época se decía “para toda la familia”: “Me gusta la idea de una película que puede ser disfrutada por todos”. Ampliemos la categoría familiar a: todos los terrícolas. Miren hacia arriba, porque ya aterriza la apoteósica… “Interstellar”.

 

Nacemos en la Tierra, pero nuestro destino no es morir en ella”.
Si la montaña no va a Mahoma…

 

 
MUST WATCH

Ideal para: Mentes especiales y espaciales, siderales y galácticas; a los que el planeta Tierra se les queda pequeño; soñadores y quienes creen que todo es posible.

Llévate a: Apocalípticos; a los que consideran que la vida terrestre tiene los días contados; a los que creen que todo está inventado; a los que tienen los pies demasiado anclados sobre suelo firme.

Te gustará si: Te va la épica; te planteas continuamente “¿Quiénes somos?”, “¿A dónde vamos?” y “¿De dónde venimos?”; si te van las misiones de altos vuelos, los fenómenos cósmicos y utilizas telescopio.

Videoteca de parecidos razonables: Antes de Nolan, Steven Spielberg estuvo dándole vueltas a “Interstellar” aunque el proyecto terminó quedándose en un cajón. ¿Cómo hubiera sido la odisea galáctica con el director de “Encuentros en la tercera fase” al mando de la nave? Más ciencia para soñar en: “Contact”, la novela del astrónomo, astrofísico, cosmólogo, exobiólogo (aquel que estudia la posible presencia de vida en otros planetas), escritor y divulgador científico Carl Sagan. “Una de ciencia-ficción” que exploraba la posibilidad del contacto con una inteligencia extraterrestre. En 1997, Robert Zemeckis adaptó la obra al cine, con Jodie Foster, James Woods, John Hurt… y Matthew McConaughey como protagonistas. Una cinta en la que Eleanor Arroway descifraba una señal desconocida procedente del espacio exterior que contenía las instrucciones de fabricación de una máquina que acabaría permitiéndole a la protagonista reunirse con los autores del mensaje… alcanzando un clímax en el que ésta experimentaba un “encuentro en la tercera fase” con “algo” o “alguien” que adoptaba la figura de su padre fallecido, todo enmarcado en un paisaje irreal de una playa con arenas azuladas. Hasta Disney se atrevía a indagar en “El abismo negro” (1979), una aventura espacial en imagen real y con la presencia de Anthony Perkins (“Psicosis”), y en la que una pequeña nave se daba de bruces con un agujero negro. Y Roland Emmerich descubría en unas excavaciones un extraño artefacto: una puerta a las estrellas o “Stargate” (1994). Cine para mentes científicas: “Una mente maravillosa”, “Moon”, “Scanners”, “Wall-E”, “Alphaville”, “Primer” y “Upstream Color”, ambas de Shane Carruth; “12 monos”, y su precursora, la francesa “El muelle” (“La Jeteé”). Además, Nolan reconoce haberse inspirado en películas como “La guerra de las galaxias” y “2001: Una odisea del espacio”, dos epopeyas espaciales con una inmensidad absoluta que el director ha querido transferir a “Interstellar” (que es por cierto, su película con mayor duración).

Filmografía selecta de Christopher Nolan: El director británico es un “mago del cine”… y “El truco final” es un claro ejemplo de ello. Ha mostrado su ilusionismo y capacidad para sorprender en toda su filmografía. Debutó con “Following”, un drama de suspense rodado en blanco y negro, en 16 mm, durante los fines de semana y con un presupuesto de 6.000 dólares. En el 2000, sorprendió a una gran mayoría con “Memento”: convertida ya en una obra de culto, nominada al Oscar por mejor guión original y con un curioso planteamiento y trama que se mueven hacía atrás en el tiempo; dos años más tarde, enfrentó a Al Pacino con el desaparecido Robin Williams en “Insomnio”, menos sorprendente y más convencional que la anterior pero, un thriller bien armado, con una insoportable atmósfera y un tenso duelo actoral. Se trataba del remake de la película noruega con el mismo título. Ya en el 2005 llegó el reboot del hombre murciélago del Universo DC, con Christian Bale en “Batman Begins”. Nolan penetró en las oscuras y turbulentas profundidades de la leyenda, resucitando la serie, dañada por la estupidez y por Joel Schumacher. La iconografía del director, más fría y realista, proseguiría en las dos secuelas, “El caballero oscuro” (2008), para muchos la mejor de la nueva saga, y “El caballero oscuro: La leyenda renace” (2012), resucitando también a Catwoman, después de que Michelle Pfeiffer le diera vida en pantalla y Halle Berry acabara con ella… Otra tripulante de “Interstellar”, Anne Hathaway, era la encargada de darle una tercera vida a la gata en la última entrega de la serie. Entre tanto, realizó una declaración de intenciones con “El truco final”, y se volcó con el mundo de los sueños en “Origen”, para la que contaría con otro casting soñado: DiCaprio, Gordon-Levitt, Cotillard, Page, Hardy, Murphy, Berenger, Caine, Watanabe… Con solo 9 películas, y el cortometraje, “Doodlebug”, ya cuenta con una vasta legión de “nolanistas”. Una trayectoria tan corta como meritoria. Además, el realizador tiene un particular fetichismo por las manos y aprovecha cualquier momento para sacar un primer plano de las mismas, sean masculinas o femeninas, estén vivas o muertas. Su hermano Thomas es quién creó la historia original de “Memento” (sacada de un cuento suyo titulado “Memento Mori”), también ha participado como guionista en “Interstellar”, además de haber colaborado en “El Truco Final” y en “El caballero oscuro: La leyenda renace”. Desconocemos lo próximo de Christopher, no así lo siguiente de su hermano Jonathan, quien actualmente está inmerso en la producción y grabación del piloto de la adaptación televisiva de “Westworld, almas de metal” de Michael Crichton, una ambiciosa producción de la HBO que co-escribe y dirige, y que cuenta con un reparto encabezado por James Marsden, Anthony Hopkins, Ed Harris, Evan Rachel Wood, Jeffrey Wright y Rodrigo Santoro, entre otros. Los hermanos Nolan siempre apuestan a lo grande.

MUST: Porque es una de las sensaciones del año; por su ambición y despliegue de medios; por su cegador star-system, una constelación actoral que brilla (Matthew McCounaghey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Wes Bentley, Topher Grace, Ellen Burstyn, Michael Caine, Matt Damon…). Porque es lo mejor de Nolan hasta la fecha, y lo anterior ya era bueno… Porque la mayoría de nosotros cuando mira al cielo solo ve un espacio oscuro y vacío salpicado de estrellas, mientras que el matrimonio formado por Nolan y Thorne se ha atrevido a mirar mucho más lejos. Porque te lleva a lugares que nunca habías imaginado y te obliga a elevar la vista (y la mente) hacia el infinito (y más allá).

 

TRAILER FINAL SUBTITULADO AL CASTELLANO

Coméntalo

comentarios