1

Complementos de cuero que más que añadidos a nuestro vestuario son obras de arte. Así son los accesorios de Sampedro, diseñados y producidos a mano de principio a fin por uno de sus diseñadores. La piel marrón de sus accesorios junto con el blanco pulcro de sus estilismos son los protagonistas de su colección. Chokers, arneses, cinturones, collares, muñequeras y pecheras son el centro de la colección. Complementos que no tienen género ni sexo, y que tienen su punto de inspiración en el bondage, el fetichismo, la pornografía y el sado. Una firma que surgió cuando Oier Garitagoitia terminó sus estudios de moda en el IED y, tras hacer prácticas con diseñadores de la talla de Nicolas Vaudelet y Assaad Awad, se unió con el estilista y docente de moda Carlos Marrero para crear Sampedro. Desde entonces, ambos trabajan en su estudio y taller de Madrid, en el que diseñan y realizan cada una de sus piezas a mano. Oier, el artesano, produce uno a uno cada uno de los complementos, mientras que Carlos se encarga de la parte más comercial y mediática de la marca. El trato directo con el cliente y los proyectos personalizados a medida son su filosofía de trabajo que dan lugar a piezas exclusivas, únicas y muy personales hechas de piel de vacuno español y mezcladas con herrajes y apliques.

2

3

Accesorios sin género ni sexo que tienen su punto de inspiración en el bondage, el fetichismo, la pornografía y el sado.

9

5

Sígueles la pista en Instagram o en su web.

Coméntalo

comentarios