Lewisham, Londres. 17 de marzo de 1969. Este es el eje espacio–temporal exacto donde comienza la vida de un muchacho, el más joven de seis hermanos hijos de un taxista, que años después sería considerado uno de los mejores diseñadores del mundo y cuyo nombre ha recorrido el planeta: Alexander McQueen. ¿El aparato motriz de esta admirable carrera profesional? Llenar cuadernos con dibujos de vestidos para sus tres hermanas cuando era pequeño. Una cita en tu agenda del mes de febrero con la exposición que el Victoria and Albert Museum dedica a los hilos, las siluetas y las formas de las colecciones de este genio creativo. “La moda es una gran burbuja y a veces siento que la hago estallar”, decía. Te invitamos a estallar con él. ¿Los pasos? A continuación.            

 

ALEXANDER McQUEEN: SAVAGE BEAUTY

Después de dejar los estudios con tan sólo 16 años comenzó a trabajar como aprendiz para los sastres Anderson & Sheppard de la tradicional calle Savile Row. Tras haber bebido de los principios de la sastrería clásica y de la capacidad creativa de algunos diseñadores, se graduó en 1992 en la prestigiosa Central Saint Martins de Londres donde presentó su primera colección y fundó su propia firma. Su visión sublime de la moda le convirtió en 1996 en el diseñador británico del año y en el sucesor de John Galliano al frente del equipo de diseño de Givenchy. La ilimitada inventiva de este visionario de la moda se recoge en la expo Alexander McQueen: Savage Beauty. El caleidoscópico enfoque del diseñador que aúna sastrería, primitivismo, naturalismo y futurismo pulveriza cada una de las diez secciones de la expo, escaparate de los temas y conceptos dominantes de su extraordinario trabajo. Una muestra de sus colecciones desde la de graduación de A/W 1992 hasta la de 2010, que quedó sin terminar, y muchas de sus colaboraciones creativas clave, algunas de ellas exhibidas por primera vez, son exploradas para hacer un repaso en su historia en el mundo de la moda acompañadas de la opinión de varios autores y comentaristas del mundo textil. La expo ofrecerá también un estudio enciclopédico de sus colecciones de pasarela ilustradas con imágenes impactantes de los mejores fotógrafos de moda para poner de relieve sus innovadoras técnicas de corte y su interacción entre luces y sombras. Indómita, animal, impenetrable, incierta: epítetos inherentes a la más oscura naturaleza. También al perpetuo firmamento de McQueen.

Magdalena Frackowiak con vestido de pluma de pato, de la colección The Horn of Plenty, AW 2009,
por Alexander McQueen. Imagen de firstVIEW

Retrato de Alexander McQueen, 1997. © Marc Hom/Trunk Archive

Erin O’Connor con vestido de plumas de avestruz teñidas y pintadas a mano, de la colección
Voss SS 2001, por Alexander McQueen. Imagen de REX

Alana Zimmer con tocado de mariposas creado por el sombrerero Philip Treacy
para Alexander McQueen, en su colección La Dame Bleu SS 2008. © Anthea Simms

Snejana Onopka con tocado Nido de Pájaro con piedras preciosas de Swarovski,
creado por el sombrerero Philip Treacy y el joyero Shaun Leane para Alexander McQueen,
en su colección Widows of Culloden, AW 2006–2007. Cortesía del archivo de Swarovski

Chaqueta de la colección Its a Jungle out there AW 1997–1998,
por Alexander McQueen. Imagen de firstVIEW

Alexander McQueen: Savage Beauty, ha sido posible con la colaboración de Swarovski,
el apoyo de American Express, y la cooperación de Alexander McQueen
Del 14 de marzo al 19 de julio de 2015 en el Victoria and Albert Museum. Cromwell Road. Londres

Coméntalo

comentarios