Si aún continúas soñando con el pop art de Warhol recorriendo las calles de tu ciudad materializado en un Bugaboo, mantén los ojos abiertos. Esta primavera vas a volverte a enamorar. Sólo que, en este caso, será el postimpresionismo de Van Gogh el encargado de robarte el corazón. La nueva colaboración de Bugaboo y el Museo Van Gogh convertirá la vía pública en una galería de arte, y a ti –papá/mamá adicto a marcar la diferencia con cada detalle-, en coleccionista poseedor de una pieza digna de museo.

El Bugaboo Bee³ + Van Gogh hará las delicias de aquellos que suspiran por la obra del pintor. La pintura Almendro en flor, fruto de la época en la que el artista vivió en París, ha sido la escogida para ilustrar la capota y el saco de silla del cochecito, mientras que el chasis y el manillar de color verde emulan las ramas del árbol. ¿El resultado? Una perfecta materialización sobre ruedas de la obra, que aportará un toque de naturaleza al entorno urbano y atraerá todas las miradas. Brillante, delicado, original y con ese aire de inspiración japonesa que gana cada vez más adeptos.

 

¿Y si la marca de movilidad y el genio creativo hubieran estado predestinados? “Ser creativo significa que hay que escoger una ruta nueva e inesperada. Incluso si la gente no lo entiende tienes que permanecer fiel a tu concepto”. ¿A que imaginas estas palabras en boca de Van Gogh? Nosotros también, pero lo cierto es que se trata de una cita de Max Barenburg, fundador y jefe de diseño de Bugaboo. Dos holandeses únicos, innovadores, visionarios, soñadores, perfeccionistas… ¡Ahora todo cuadra! ¿Y cuándo podremos tenerlo? Un poco después de que veamos florecer los almendros. El Bugaboo Bee³ + Van Gogh estará disponible como edición limitada en tiendas de todo el mundo a partir de abril.

Coméntalo

comentarios