jinyoung9

 

En algún momento de nuestra vida, todos y cada uno de nosotros nos hemos sentido pequeños, vacíos, invisibles para los demás e, incluso, invisibles para nosotros mismos.

Lejos de ser un sentimiento único, especial, que nos hace destacar y nos aparta de los demás, es un sentir (y padecer) global que nos sitúa a cada uno de nosotros en la misma línea emocional y nos recuerda que todos somos iguales y que todos estamos bajo el mismo sol.
Este concepto, tan profundo, desolador y abrumador es el que sintió la artista coreana Jin Young Yu cuando realizó la serie de esculturas llamada I´m Ok.

jinyoung21

jinyoung555555

I´m Ok son unas esculturas que nos muestran a niñas tristes, taciturnas, lacónicas y melancólicas realizadas en PVC transparente en las que, lo único que se puede ver en arcilla de color son ciertas partes de la anatomía, ya sea la cara, el pelo o alguna extremidad, pero jamás todo el cuerpo completo.

jinyoung2

jinyoung17

A través de la fragilidad de estas pequeñas criaturas, Jin Young Yu ha querido y conseguido dar voz a todas aquellas personas que, ya sea por miedo o timidez, en vez de ponerse una máscara o coraza, se muestran tal y como son, se apartan de todo, pasan inadvertidas y  manifiestan su sensibilidad, convirtiendo así su vulnerabilidad en su mejor y única arma.

jinyoung5

jinyoung24

Quizás puedan parecer demasiado profundas e impactantes por sus expresiones faciales, hiperrealistas y perturbadoras, sin embargo, también puede dejarse a un lado la (obligada) filosofía emocional del arte contemporáneo y verlas como lo que son, unas esculturas adelantadas a su tiempo. La exposición tuvo lugar en el año 2009, en las que destaca la gran ejecución de los rostros, el perfecto tratamiento del PVC, transformado en menudos cuerpos femeninos y los transgresor al mostrar, de una forma casi pornográfica, la verborrea emocional que todos (o casi todos) llevamos dentro.

jinyoung8

jinyoung1

Coméntalo

comentarios