“HER”, Spike Jonze
Distopía romántica, drama high-tech y “date movie”
126 min. Estados Unidos
Estreno 21 de febrero  

En los últimos años hemos asistido a la presentación oficial de novias formales para todos los gustos: galácticas (“Mi novia es una extraterrestre” o Kim Basinger), mitológicas (la sirena Daryl Hannah en “1, 2,3… ¡Splash!”), con mega poderes (Uma Thurman en “Mi súper ex novia”), y hasta de ultratumba (“Mi novia es un zombie” o “La novia cadáver”). Ahora llega una nueva especie de compañera y amante mucho más acorde a estos tiempos en los que el “me gusta” se tercia bastante más que el “te quiero”. Representando la nueva era del “yo, mi, me, conmigo” (y mi Smartphone)… con todos ustedes: mi novia es un sistema operativo de voz.

“WITH EVERY HEART-BYTE

Joaquín Phoenix y Scarlett Johansson se lo montan sin tocarse (al menos el uno al otro) en “Her”: distopía romántica de Spike Jonze sobre nuestra menguante habilidad para la práctica del amor. Teniendo en cuenta factores tan dispares como la insistente tendencia de algunas maquinas a mostrar aptitudes humanas (como el Tamagotchi o el “odio” de “La rebelión de las maquinas”, de Stephen King), o incluso el hecho de que muchas mujeres ya le pongan nombre de pila a su vibrador… no es de extrañar que tarde o temprano alguien se haya animado a hacer de celestino entre un “humano” (Joaquin Phoenix como el introvertido Theodore Twombly) y una “maquina” (la sensual voz de Scarlett Johansson para dar “vida” a Samantha). Spike Jonze no es un visionario, sino un gran observador de la extrema dependencia que tenemos con la tecnología, vislumbrando así una relación demasiado íntima entre el ser humano y su correspondiente maquina de turno. Quizá precisamente por esto, “Her” termina siendo una historia más cercana y convencional de lo que nunca hubiéramos imaginado al conocer su chocante premisa.

Theodore es un escritor solitario pero con un don para componer emotivas cartas con declaraciones de otros y para otros. Inmerso en un día a día casi programado e intentando superar un divorcio traumático, el escribiente de lo ajeno dará con Samantha, un avanzado modelo de Inteligencia Artificial diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario (algo así como una versión avanzada de la asistente moderna del iOS, Siri): sexy, divertida, compasiva, dispuesta a escuchar y a dar buenos consejos… ¿Lo último en relaciones personales o más bien el final de las relaciones humanas? ¿Será Samantha, tan hecha a su medida, su perfect mate? ¡¿”M@tch”?! Lo cierto es que tras la liberación sexual existen tantos tipos de romance como resultados nos daría esa misma palabra (“amor”) en cualquier buscador de Internet. ¿Pero es realmente una relación “real” lo que Theodore vive con Samantha? ¿Hacen falta dos cuerpos físicos para crear un vínculo? Tan pronto comiencen sus citas a ciegas, el deseo, la necesidad mutua y las expectativas se dispararán en este binomio (0,1) de enamorados, así como también los celos, muchos reproches y hasta la sombra de la infidelidad (¿puede una aplicación ser infiel?). (Mucha atención a esa secuencia triolista que puede sentar las bases de una nueva parafilia sexual).

La ciudad de Los Ángeles que Jonze ha construido para “Her” no dista mucho de esa sociedad por capas en la que nos estamos convirtiendo: cada vez más obsesionados con el “Control” de nuestros sentimientos y archivando nuestras emociones en una carpeta bien oculta dilatando así el tiempo de su descarga al mundo real. “Her” se apiada de nosotros, los usuarios inexpertos, y propone un “Intro” al buzón de nuestro corazón y un “Upload” a nuestra capacidad de almacenamiento para el amor, animándonos a que exploremos de una vez por todas los riesgos de compartir nuestra intimidad en este mundo moderno pero que sigue siendo real. Siendo honestos (siempre es más fácil serlo amparados en el confortable anonimato y cobijo que nos proporciona la pantalla de turno) hay que reconocer que todo sería mucho más fácil y asumible si pudiéramos borrar todo nuestro disco duro cada vez que dejáramos una relación, tuviéramos la opción de pulsar el “Esc” cuando no nos correspondieran o incluso pudiéramos deshacernos de un reproche y hasta de un “te quiero” precipitado con solo presionar el ”Supr”… ¿Pero quién dijo que enamorarse (y lo que le sigue) fuera una tarea tan sencilla como hacer una diapositiva en Powerpoint o manejar el Outlook? Y haberlo leído en una página de Internet no vale.

Aunque los tiempos no acompañen ya viene siendo hora de que cerremos sesión, ignoremos el “alguien ha visitado tu perfil”, y tiremos a la papelera de reciclaje nuestras inseguridades más contemporáneas. Solo así estaremos en disposición de elevar la vista para volver a mirarnos a la cara, y quién sabe, a lo mejor nos demos cuenta de que lo que tanto buscábamos con el dedo, ya lo teníamos, desde hacía mucho tiempo, delante de nuestros ojos rojos y cansados.

 

MUST WATCH

Ideal para: Superar una ruptura sentimental… tener a tu ex en Facebook no significa que hayas pasado página. Para los que tienen una relación de amor/odio con la tecnología (¿todos?), y sobre todo para aquellos que os hayáis imaginado la voz y las facciones del que firma.

Llévate a: De las pocas veces en las que ir solo al cine no estará “mal” visto… siempre puedes decir que es para entender mejor al solitario protagonista. A todos esos amigos que están más atentos a lo que les dice el móvil que a lo que les estás contando.

Te gustará si: No concibes el amor sin idealizar… te enamoras por whatsapp, has dejado o te han dejado por mensaje o hasta por e-mail, y has dado algún que otro ‘toque’ en Facebook. Si crees que Instagram, Facebook, Twitter, Tumblr y hasta Pinterest o LinkedIn, son aplicaciones con muchas posibilidades para ligar. Has tenido sexo telefónico… y disfrutabas tanto y más con los encuentros y desencuentros del chat en “El diario de Patricia”.

Videoteca de parecidos razonables: Dentro del subgénero de maquinaria provista de sentimientos destacamos “El hombre bicentenario”, “Wall-e” y hasta “La tostadora valiente”. Ya en el complicado y confuso terreno de amar en tiempos virtuales: el cortejo 2.0 de “Catfish” (el documental que daría lugar al “reality”), “Tienes un e-mail” (“te di todo mi amor @dot com, y tú me has @roba-roba-robado la razón” con Meg Ryan y Tom Hanks), y el relato de terror con moraleja sobre los peligros de intimar a través de los “alias”, “Hard Candy”.

Filmografía selecta de Spike Jonze: Autor prolífico y multidisciplinar donde los haya, así que mejor vayamos  por partes… En cuanto a largos, “Adaptation” (“El ladrón de orquídeas”), con Nicolas Cage haciendo doblete; “Cómo ser John Malkovich”, como no, con Malkovich; y la adaptación del libro infantil “Donde viven los monstruos”. En cuanto a sus mediometrajes: “I’m Here” (con Andrew Garfield), “Scenes from the Suburbs” (con Arcade Fire) o “We Were Once a Fairytale” (con Kanye West). Y sus videoclips para  “Cannonball” (The Breeders), “Sabotage” (Beastie Boys), “Praise you” y “Weapon of choice” con Christoper Walken (Fatboy Slim), “Drunk girls” (LCD Soundsytem), o “Afterlife” (Arcade Fire), entre otros. También se ha lanzado a la animación vía stop-motion con el cortometraje “Mourir auprès de toi”.

MUST: Mejor Guión en los Globos de Oro para Spike Jonze y cinco nominaciones a los Oscar, incluyendo la de Mejor Película. A pesar de que va de más a menos (como ocurre con la mayoría de las relaciones de pareja), “Her” es una propuesta tan hipnótica como singular, una comedia romántica tradicional y a la vez un drama de ciencia-ficción cuasi-futurista, un lúdico invento de Jonze que orbita entre la ligera comedia absurda y la tragedia absoluta pero sutil. Y las tan de moda Amy Adams, Rooney Mara y Olivia Wilde acompañando a los amantes del futuro (cercano)… un casting más “cool” hubiera sido imposible. Porque nos recuerda que la verdad está ahí fuera y no en la pantalla de tu ordenador/móvil/maquinita de compañía, y que el amor es más que una mera aplicación para no sentirnos solos y asegurarse la compañía a medio/largo plazo.

“¿Y cómo se comparte la vida con alguien?”
Samantha-iOS (Scarlett Johansson)

Banda Sonora NO Original

Coméntalo

comentarios