Empezar leyendo un libro en tu jardín y acabar persiguiendo un conejo blanco en una dimensión paralela no es nada comparado con las paranoias textiles que Vibskov nos propone cada temporada. El danés continúa empeñado en crear su extraño y maravilloso mundo a base de excentricidades. Y su cada vez más potente ejército de seguidores, deseando sorprenderse en cada desfile con sus volúmenes imposibles y sus estampados alucinógenos. Quizás sea porque, a veces, necesitamos una dosis de locura para mantener nuestra cabeza cuerda. Messy Massage Class es la colección FW 15/16 del diseñador, que en esta ocasión apuesta por un surrealismo de esencia terrorífica construido a base de siluetas estructuradas, tocados indiscretos habituales en sus presentaciones y prints gráficos. Al igual que la realidad necesita a la ficción y la vigilia al sueño, nosotros necesitamos un poquito de Vibskov.

Coméntalo

comentarios