1_Helmut-Newton-French-Vogue-Melbourne-1973_copyright-Helmut-Newton-EstateFrench Vogue. Melbourne, 1973 © Helmut Newton Estate

Si de fetichismo y fotografía hablamos, Helmut Newton es el primer nombre que viene a la mente. Demiurgo en su concepción artística de la mujer como punto de encuentro entre sexo, lujo y poder, el que para muchos ha sido el mejor fotógrafo de moda del mundo logró trascender las fronteras del connaisseur gracias a la inconfundible rotundidad de su opulencia sensual y decadente, alegoría libre de la envidiada perversidad del sueño americano. Sus mujeres de mirada altiva y anatomía escultural, enfundadas en ligueros concupiscentes y encaramadas a tacones de vértigo, le granjearon, allá por los 50, el interés inmediato de las principales revistas de moda, que vieron en su virtuosismo esteticista y sus oscuros objetos de deseo, el lienzo perfecto sobre el que sublimar su endémica vocación aspiracional. La fundación Helmut Newton acoge este mes la exposición Pages From The Glossies, un compendio de los hitos más sonados de esta fructífera y glamurosa relación.

De París a Melbourne, de Londres a L.A., el periplo profesional y vital de Helmut Neustädter fue de órdago. Alemán de ascendencia judía, su huida del régimen nazi y su insaciable curiosidad le llevaron a cruzar un sinfín de meridianos antes y después de establecerse como fotógrafo de moda con el nombre de Helmut Newton en 1946, recién acallado el canto del cisne de la II Guerra Mundial. Su apuesta por un nuevo modelo de mujer, exultante, poderosa y abiertamente sexual, impactó como una bomba en el recatado clima postbélico occidental, que no tardó en rendirse al glamour de esas féminas de cuerpo atlético y pechos erguidos, rebosantes de señorío y autoridad, que venían a encarnar el catálogo de perversiones de la jet set con sus medias de rejilla, sus estolas de visón, sus joyones prohibitivos y su impúdica lascivia basal.

3_Helmut-Newton_French-Vogue_Rio-1962_copyright-Helmut-Newton-EstateFrench Vogue. Rio, 1962 © Helmut Newton Estate

4_Helmut-Newton_German-Vogue_Berlin-1975_copyright-Helmut-Newton-EstateGerman Vogue. Berlín, 1979 © Helmut Newton Estate

7_Helmut-Newton_Queen_1968_copyright-Helmut-Newton-EstateQueen, 1968 © Helmut Newton Estate

A los lugares comunes al nutrido imaginario fetish masculino se sumaba así un nuevo elemento, el lujo, con el que Newton definiría un universo propio que supondría un nuevo estadio en la guerra de sexos: por primera vez, esas mujeres de gesto adusto y pose casi marcial llevaban la voz cantante en un estudiado juego carnal en el que ellas eran a la vez voluntario objeto de deseo y sujeto activo que usa su sexo en pos de sus suntuosos intereses, reduciendo al hombre a mero besamanos contextual en una redefinición sin precedentes de sus roles. Varios años y un contrato con el Vogue británico después, esta inusitada alianza entre ostentación y erotismo dispararía su caché y afianzaría una relación con las principales ediciones de la cabecera que se prolongaría durante casi cinco décadas, amén de su condición de fichaje estrella para casas de alta costura como Dior o Yves Saint Laurent. Sede de un legado que incluye sus copiosas series Big Nudes, Sleepless Nights y White Women, la Fundación Helmut Newton exhibe este mes una selección de sus editoriales de moda auspiciada por su mujer June, a.k.a. la fotógrafa Alice Springs.

Pages From The Glossies. Del 4 de diciembre de 2015 al 22 de mayo de 2016 en Helmut Newton Foundation – Museum für Fotografie. Jebensstrasse 2. Berlín (Alemania)

5_Helmut-Newton_The-Story-of-O_American-Vogue-1975_copyright-Helmut-Newton-EstateThe Story of O. American Vogue, 1975 © Helmut Newton Estate

6_Helmut-Newton-Dior-Elle-1969_copyright-Helmut-Newton-EstateDior. ELLE, 1969© Helmut Newton Estate

8_Helmut-Newton_Nova-1971_copyright-Helmut-Newton-EstateNova, 1971 © Helmut Newton Estate

Coméntalo

comentarios