Allí donde las paredes toman forma humana, donde la pintura y la escultura se funden en una sola disciplina artística y donde los elementos luminosos y tecnológicos adquieren una importancia trascendental, nos sumergimos en una aventura pop multisensorial de la que no querremos salir jamás. La nueva exposición de Antonio de Felipe en Madrid, definida por el artista como “su exposición más emocional” tiene el graffiti como leitmotiv y la interacción del visitante con la obra como propósito. GraffitiPop consta de 60 piezas de gran formato fruto de cuatro años de trabajo de uno de los artistas pop españoles más reconocidos a nivel internacional. En ellas, Antonio de Felipe muestra una técnica mucho más cuidada, con obras que incluso rozan el hiperrealismo. Se trata de una forma de celebrar la madurez artística de un pintor que lleva 25 años introduciendo obras icónicas en nuestro imaginario colectivo

GraffitiPop. Casa de Vacas del Retiro, Madrid. Del 1 al 29 de abril.

Coméntalo

comentarios