Las tendencias, como la moda, la música, los movimientos artísticos o culturales, nacen, crecen, se reproducen y retroalimentan pero, como la materia, nunca mueren, desaparecen o se destruyen, sólo se quedan en el olvido o se regeneran para convertirse en deleite del público mainstream. Si gracias a Internet, la globalización de las tendencias y el seguir las adecuadas páginas web hasta el más espabilado (cree) ser cazador de tendencias y el más moderno de Facebook e Instagram, es algo más que habitual y normal para nosotros. Hace unas semanas anunciaron que la nueva tendencia que va a cambiar el mundo y la estética de los chicos malos y rebeldes del epicentro de Nueva York y, por lo tanto, del mundo, será la de GHE20G0TH1K. GHE20G0TH1K es el nombre de la fiesta que le puso la DJ Venus X y reunió a los nenes malos y rebeldes del posh-underground newyorker con plataformas buffalo, pelos turquesas y bindis por doquier para celebrar su coolness original y extremo, tanto es así que, según dicen, colecciones como la de Hood By Air se han inspirado directamente en esta neo-tendencia. Sin embargo, todos los que seáis amantes del undeground y surfeéis durante horas en los tórridos y únicos multiversos de Tumblr (y vayáis un poco más allá) os daréis cuenta de una cosa, que esa tendencia aparentemente nueva, no lo es tanto. Y si no sois unos adictos al ordenador, no os preocupéis, con cuatro nombres ya lo sabréis. No hay que irse muy lejos para recordar que firmas como W.I.A Collection, con sus plataformas, estampados locotrónicos y únicos llevan haciendo esto hace años; Roberto Piqueras, el incombustible e inefable talento español se asentó en Londres y electrizó a todos con sus estampados cuasi japoneses/cuasi collages únicos. En el lado británico, la fotógrafa Allis Pelleschi, que comenzó como una excéntrica más, ha terminado siendo un icono en sí misma, tanto que también catapultó a personajes como Brooke Candy (además de por ser amiga de Grimes). Destacar también la mítica firma Meat Clothing que con sus látex, dorados y moñitos han cautivado a personajes como Rita Ora, entre muchos otros. Echad un vistazo a sus tumblr y páginas web porque os daréis cuenta de que esa nueva tendencia lleva mucho años dando vueltas a nuestro alrededor, tanto, que ya son el mejor ejemplo del undergroun-mainstream; lo que pasa es que, quizás, ni nos habíamos dado cuenta.

Coméntalo

comentarios