Los rayos del sol calentando la piel, una buena canción como banda sonora de un día inolvidable, una cámara analógica y unas ganas irrefrenables de ser, más que nunca, uno mismo. Prohibido aguantarse las ganas de gritar, de saltar. Hoy toca volvernos un poco salvajes. Olvidarnos del reloj, de la rutina y hasta del teléfono móvil. Si lo sacas del bolsillo, que sea sólo para tuitear lo #getwild que te sientes. Y que tu única obligación sea disfrutar de estos momentos de libertad, leitmotiv de la nueva campaña SS15 de Bershka.

Esta temporada no hará falta coger un avión ni pedir unos días libres para disfrutar de unas vacaciones interminables en Marrakech. Bershka nos trae toda la esencia de esta experiencia convertida en camisetas, pantalones, chaquetas y otras prendas que no querrás quitarte de encima este verano. Te presentamos la colección SS15 Bershka Man. Abre bien los ojos, porque aquí y ahora verás por primera vez algo que vas a adorar durante toda la temporada.

 

Prendas cómodas con un corte relajado, mezcla de texturas, denim desgastado y prints evocadores (desde estampaciones de hojas y flores, hasta un estampado azteca reinventado con elementos geométricos de inspiración seventies) dan forma a esta colección. El espíritu 70’s envuelve cada centímetro cuadrado de tela, dando a las prendas ese aire boho tan característico de aquella década con la que no dejaremos de soñar. Y en cuanto a key items, bermudas, sudaderas, pantalones jogger y chaquetas bomber no faltarán en sus perchas y en nuestros armarios (o maletas). Y para complementar el look, mochilas y gorras de visera plana.

Personalidad y frescura llenan cada rincón de la campaña. No sólo las prendas nos invitan a disfrutar sin ataduras. También cada foto, descartando por completo posados típicos o atrezo artificial. La localización, un precioso hotel de aires vintage localizado en la región marroquí de Tassoulante, al pie de la Cordillera del Atlas, es el lugar ideal para vivir estas grandes historias de la mano de Bershka. Y el equipo seleccionado por la marca para esta campaña encarna a la perfección la esencia #getwild. A Jester White, modelo, le encanta pasar su tiempo libre en un bar o en un skate park, no puede vivir sin su teléfono, sus Air Force y sus cascos, y jamás se cansa de escuchar Don’t worry be happy de Bobby McFerrin. Con él, cualquier momento es #getwild. Emiliano Dimola y Zina Charkoplia, estilistas, adoran viajar y se inspiran en su trabajo recorriendo mundo (aunque si tienen que elegir, se quedan con Nueva York) y están enganchadísimos a Instagram y Pinterest.
Si lo dudabas al inicio del texto, ya no te quedan excusas para volverte salvaje este verano.

Coméntalo

comentarios