FUSIONFRAMES1

A lo largo de la historia del arte, el marco ha servido para realzar las pinturas, definir su espacio y establecer sus límites. Acompañan a las obras y pueden sacar lo mejor y lo peor de cada una, pero son meros actores secundarios que viven junto a los verdaderos protagonistas. Sin embargo, para el artista Darryl Cox, los marcos pueden ser tan bellos que no es necesario que se acompañen de nada más. Y es que, a través de su proyecto Fusion Frames, este artista estadounidense rompe los límites para crear piezas escultóricas de madera que hablan por sí solas.

FUSIONFRAMES2

FUSIONFRAMES3

FUSIONFRAMES4

Para hacer cada uno de sus marcos, Cox pasa largos días en bosques de la parte central de Oregón (EE UU) hasta encontrar la rama perfecta. Más tarde, a través de un laborioso trabajo en el que mezcla labores de carpintería, pintura y escultura, la combina con el marco de madera para convertirla en una única pieza que vaya más allá del orden establecido en el mundo del arte.

FUSIONFRAMES5

FUSIONFRAMES6

FUSIONFRAMES7

FUSIONFRAMES8

FUSIONFRAMES9

Coméntalo

comentarios