1Fotografías de Jonas Bang realizadas en el estudio de Trentemøller

La música electrónica ha dejado de ser algo nicho y denostado por el gran público para convertirse en uno de los géneros más alabados y ensalzados de estos momentos. Junto con el hip-hop y el rap, la electrónica es el nuevo rock. En España hay festivales como el Villa Manuela en Madrid o el MIRA Festival en Barcelona que tienen una gran oferta centrada prácticamente en la música electrónica. Sin embargo, hay artistas con nombre propio que han estado enfocados en este género antes de que fuese una tendencia. Productores que se atrevieron con la electrónica y han seguido con ella durante décadas. Uno de esos nombres es Anders Trentemøller, que lleva en activo casi dos décadas (desde 1997) y que ahora publica su nuevo trabajo, “Fixion”. Este largo, que ha producido él mismo, cuenta con la colaboración de Jehnny Beth, de Savages, con quien produjo “Adore Life”, el celebrado disco de la banda publicado en el año 2015. River In Me es el primer single que han publicado en el que Jehnny Beth pone las voces.

Con motivo de la publicación de este cuarto álbum de estudio, hemos hablado con Anders para saciar nuestra curiosidad por saber más sobre sus once nuevos temas –diez si descontamos River In Me– y para entender su silencio durante estos tres años (la última vez que dio a conocer un disco fue con “Lost”, en el año 2013). El de ahora es un disco bailable, no tan oscuro como sus anteriores tres trabajos, más dark wave, sino más optimista y cargado de una luz pop que despierta esa frescura que todos llevamos dentro.

2

“Hacer música es como crear tu propio universo, algo que no es real pero sí un lugar al que puedes escapar”.

¿De dónde viene el nombre de Trentemøller?
Pues es mi apellido, mi nombre familiar, cuando empecé a hacer música me gustaba cómo sonaba.

¿Cómo se pronuncia?
En danés se pronunciaría “trantamollar”.

¿Por qué “Fixion” como título para el nuevo disco?
Pensé en este nombre porque la idea de hacer música es como crear tu propio universo, algo que no es real pero sí un lugar al que puedes escapar. Lo precioso de la música es que puedes cerrar los ojos y transportarte a otro lugar.

¿Cuál es tu canción favorita del disco?
Redefine, porque estoy muy orgulloso de cómo suena y cómo ha quedado producida. Me gusta mucho la melodía y me encanta cómo ella pone las voces a la canción. Además es muy diferente a todo lo que suelo hacer.

¿Cómo fue trabajar con Jehnny Beth, de Savages?
Mezclé el disco Adore Life y soy muy fan del grupo. Mientras hacíamos eso hablamos sobre la idea de trabajar juntos y le invité a venir a mi estudio en Copenhague. Fue una experiencia increíble para los dos. Además, el resultado es muy distinto a lo que suele hacer Savages y para Jehnny fue genial.

¿Por qué esa portada?
Se trata de algo que es real pero al mismo tiempo es artificial y un poco irreal. Pensé en hacer un retrato de una mujer, pero quería algo manipulado digitalmente. Quería algo que se reconociera como un retrato pero sólo si miras de cerca.

portadaPortada de “Fixion”, el nuevo álbum de Trentemøller

Hay quien ya ha catalogado el sonido de este álbum como “de los años 80”. ¿Te gusta esto?
Bueno, mi intención no era la de hacer algo nostálgico o retro, está claro que crecer en los años 80 con bandas como Joy Division o The Cure te inspira y te impregna. Pero hay otros sonidos que me recuerdan a algo nuevo como los años 70. Hay canciones en el disco que tienen un rollo totalmente distinto. Quizá el single sí que tenga sonido ochentero por la batería, pero nada más.

Vas a publicar “Fixion” con tu propio sello, In My Room, ¿por qué?
Porque quiero tener mi propia plataforma para poder publicar mi música. Tenía miedo de que si trabajar con una major no fuera a tener la libertad creativa que tengo ahora a la hora de trabajar. Hacer música es algo muy personal y no puedo trabajar si alguien me dice qué debería hacer con ella. Es más fácil tener control sobre las canciones y los videoclips. Ese es uno de los beneficios de tener tu propio sello.

Fundé In My Room hace cuatro años porque quise tener control sobre mi propia música. También porque quiero publicar a jóvenes artistas, no sólo lo mío sino también apoyar a nuevos talentos.”

La idea del vídeo River In Me es muy fría, ¿de dónde viene el concepto?
Le di libertad artística para que hiciera lo que quisiera y vino con la historia de amor de dos chicas en invierno en el norte de Suecia. Ha conseguido una atmósfera creepy y oscura. Él se llama Andreas Eminaus, y además de este vídeo ha hecho la portada del disco.

¿Por qué no ha habido más trabajos tuyos desde “Lost”, en 2013?
Estuvimos de gira por Estados Unidos en 2014 y después de eso necesitaba un respiro, porque giramos casi durante un año y medio seguido. Hicimos más de cien shows, así que necesitaba unos meses de pausa. Me tomé dos meses para descansar y después empecé a grabar el nuevo disco. Es el mismo ciclo una y otra vez. Pero es algo que me encanta, adoro estar grabando en el estudio. Lo genial de ir de gira es que conoces sitios increíbles que nunca habías pensado visitar.

¿Cómo ves la evolución de la música electrónica a nivel mundial?
Quizás no soy la persona más adecuada para responder esa pregunta, porque me he apartado de la escena electrónica.

Si tuvieses que escoger un disco representativo, el que mejor identifique a Trentemøller, ¿Cuál sería?
Es obvio, mi último trabajo (risas) porque representa en qué momento estoy ahora mismo. Quizá también porque es nuevo para mí y resulta fresco y sorprendente. He hecho cuatro discos en diez años, así que sí.

¿Y una canción?
De las nuevas de Fixion estoy muy encantado con todas ellas, pero creo que mi canción favorita es The Dream, que abre el anterior disco, Lost, y la hice en colaboración con Low, uno de mis grupos favoritos.

“Fixion”, el nuevo álbum de Trentemøller, sale hoy a la venta.

Coméntalo

comentarios