Siempre te han dicho que para ser masculino deberías tener abdominales, ser competitivo y buscar constantemente la perfección. Atributos varoniles que, en ocasiones, te esfuerzas por demostrar casi bajo presión ante la gente que te rodea –y sobre todo ante las féminas con posibilidad de convertirse en algo más en tu vida-. No lo decimos nosotros, lo dicen los resultados de un amplio estudio de masculinidad realizado por AXE® con miles de hombres alrededor de 12 países. En España, por ejemplo, sólo el 40% de los encuestados piensan que son atractivos. La falta de confianza del 60% restante se debe a su convicción de que las mujeres prefieren a los hombres con actitud y rasgos puramente masculinos. Ha llegado la hora de romper los estereotipos creados acerca del hombre ideal. No hay nada más atractivo a un hombre que él mismo, con su actitud, conjunto de valores y modos de ver la vida. La expresión de su propio estilo individual y auténtico es lo que le hace interesante, por eso, AXE® da un paso más hacia delante para buscar la liberación de los estereotipos de masculinidad que hemos ido absorbiendo y haciendo nuestros de generación en generación. ¿Las herramientas? Una completa gama de Cuidado Personal Masculino que cubre las necesidades de diferentes tipos de hombre con las gamas Signature, Adrenaline y Urban donde podrás encontrar desde innovadoras fragancias diarias hasta productos de cuidado capilar, pasando por unos renovados antitranspirantes de calidad superior. Además de ofrecerte esta gama de productos, AXE® también te da una serie de tips para que trabajes en lo que te hace diferente y único:

No cambies tu perfil. No hablamos de la foto de Facebook o WhatsApp, hablamos de aquello que hasta ahora habías considerado una imperfección o defecto. Ahora puede convertirse en tu arma de seducción.

Trabaja tu estilo. No hay nada más atractivo que poseer un estilo propio. Tu autenticidad puede llevarte muy lejos.

Tú tienes la llave. Esta es la clave para conseguir todo aquello que te propongas –por muy difícil o imposible que parezca–. Cuando seas tú mismo, los que te rodean no tendrán más remedio que girar la cabeza hacia ti. También las féminas.Advertisement

Coméntalo

comentarios