En un entorno disperso, hostil y al mismo tiempo cómplice, Oliver Pescheux y Jacques Hudier encuentran la nueva fragancia de DAVIDOFF: Horizon. Un producto natural a ese hombre, cuyos valores de equilibrio y nobleza quedan enmarcados en Simone Bredariol, que camina hacia la cima aún cuando el calor golpea su piel ¿Su olor? Romero, cuero, vetiver, envueltos en un especial aroma de cacao. Es el momento de aspirar, abrir los sentidos y dejar volar la imaginación a un momento, un lugar, una nueva aventura.

Era tierra roja la que se incrustaba en sus botas, arena la que rozaba al viento su rostro, allí sólo podía quedar un vencedor. Miradas de rabia y deseos de victoria. Rugido de tambores dictaban el ritmo de la carrera, era el momento de salir, no parar, no mirar atrás. No le importaban las distancias, ya estaba lo suficientemente lejos de casa como para afrontar todo lo que viniera encima. Quería mostrar su fuerza, fundirse en la naturaleza en su estado más puro y salvaje. Quería golpear, imponer su voluntad, el horizonte estaba en juego y no estaba dispuesto a perderlo.

El hombre DAVIDOFF podía ahora volver, alcanzar su equilibrio, su meta #reachyourhorizon.

Coméntalo

comentarios