Allá por el año 56 veíamos en las inolvidables Forbidden Planet una de las primeras incursiones de la moda en la visión contemporánea del futuro. Hoy, sumergidos en el avance tecnológico que hace de aquel futuro nuestro presente, la fusión de cualquier disciplina artística con las innovaciones de las últimas tecnologías es algo a lo que empezamos a estar acostumbrados. La española Eugenia Alejos es el mejor ejemplo de cómo esa idea se materializa en un proyecto sólido y con tintes futuristas. Ilustradora y diseñadora a partes iguales, su trabajo es la prueba tácita del amplio conocimiento que posee sobre nuevas tecnologías y tejidos, algo para lo que se formó en nuestro país vecino Portugal. La colección PROTO3DYPE viste a una mujer para un futuro no tan lejano con los recursos que el presente tecnológico le ofrece. La experimentación con los tejidos y la importancia de sus calidades son el soporte para un imaginario repleto de referencias al campo de la ciencia. De la geometría fractal al arte urbano y cruzando la frontera del futurismo, sus diseños se componen en el espacio como si de una cadena de ADN se tratasen.

Los prints en alta resolución sobre patrones de corte minimalista se combinan con piezas de joyería realizadas por impresoras 3D bajo una visión casi escultórica. La concepción de la moda como una oda al mundo de la ciencia cobra vida en esta colección donde las máscaras, los troqueles a láser y los accesorios hechos por la propia diseñadora perfilan una mujer que parece adentrarse en el espacio exterior.

Alejos rompe la frontera entre diseño y arte a través de esta propuesta donde la tridimensionalidad se posiciona como el eje central de cada diseño. Su visión revolucionaria, la exquisitez en cada detalle y la coherencia de los materiales sumado al moderno proceso de producción hacen de PROTO3DYPE una de las propuestas de moda en nuestro país más interesantes del momento. No perdáis de vista el trabajo de Eugenia Alejos que además de moda nos ofrece un sensacional repertorio de ilustraciones y collages dignos de ver.

Coméntalo

comentarios