Paloma_febrero

“Desde el principio me interesaba crear algo más profundo que la venta de ropa, me imaginaba una plataforma en la que convergieran distintas disciplinas, miradas y soportes”

Foto retrato: María Gaminde

Fotografía, cerámica, el cuerpo desnudo de una mujer y en el medio The Vase Project, de la diseñadora barcelonesa Paloma Lanna. Ya te hablábamos sobre 14-14, el libro que Paloma había publicado sobre el primer año de vida de su firma Paloma Wool. Si ya el libro se convirtió en uno de los must de nuestras estanterías, ahora queremos conocer a Paloma más a fondo y que nos cuente cuál es la inspiración que se encuentra tras su Colección no. 5 y The Vase Project.

Hija de Paloma Santaolalla y Miguel Lanna, los fundadores de Globe y Nice Things, Paloma Lanna ha heredado su profundo amor por la moda y ha aprendido de la mejor manera posible: sin darse cuenta. “De pequeña siempre me llevaban con ellos a sus viajes de búsqueda de tendencias, por lo que he podido visitar ciudades como Nueva York, Tokio, Milán o Seúl, además de visitar países donde se fabrica gran parte del textil mundial, como India, China o Turquía”.

palomawool_scan-OOKKColección no.5, de Paloma Wool con estampados de Tana Latorre. © Paloma Lanna

Hace algo más de un año, fundó Paloma Wool, su propia firma de ropa en la que conjuga su enorme pasión por la moda y su debilidad por la fotografía analógica. “Desde el principio me interesaba crear algo más profundo que la venta de ropa, me imaginaba una plataforma en la que convergieran distintas disciplinas, miradas y soportes”. Sin duda, el arte se respira en cada uno de los estampados de sus diseños así como en las fotografías que los reflejan. “La moda y la fotografía analógica son los dos medios a través de los cuales me puedo expresar tal y como soy. La pasión por la moda es algo heredado, mientras que la fotografía ha surgido de manera instintiva y me he sumergido en ella de forma autodidacta”.

Helen-Levi_Paloma-WoolThe Vase Project, de Paloma Wool. Dibujo de Tana Latorre. Jarrón de cerámica de Helen Levi. © Paloma Lanna

Hey-Camel-Ceramics_Paloma-WoolThe Vase Project, de Paloma Wool. Dibujo de Tana Latorre. Jarrón de cerámica de Leandro Marcelino, de Hey Camel Ceramics. © Paloma Lanna

Como reflejo de esta pasión por la moda y la fotografía, encontramos la Colección no.5, su última colección, que nace antes que The Vase Project. “La ilustradora Tana Latorre dibujó unos jarrones para el estampado de la Colección no. 5, que estaban repletos de cosas que le recordaban a mí: las palomas, Miró, las cerámicas de Picasso, las manos… Cada uno de los ocho jarrones que dibujó para los diseños de la colección ha sido reinterpretado y hecho realidad por ceramistas de distintos lugares del mundo: Helen Levi, Alana Wilson, Romy Northover, de Nº ceramics, Akiko Tsuji, Tara Burke, Nona Bruna, Romina Gris y Leandro Marcelino, de Hey Camel Ceramics”. Cuando Paloma vio estos jarrones materializados, se emocionó al sentir cómo personas con tanto talento habían aportado su visión personal a la colección. Más tarde, decidió fotografiar a una mujer desnuda mostrando en su cuerpo los mismos estampados que Tana Latorre ideó para los estampados de jarrones. La idea era crear “un paralelismo entre las ocho obras y el cuerpo femenino” haciendo que la mujer adoptara posturas que evocaran a los jarrones. Esta serie de fotografías componen The Vase Project.

Nona-Bruna_Paloma-WoolThe Vase Project, de Paloma Wool. Dibujo de Tana Latorre. Jarrón de cerámica de Nona Bruma. © Paloma Lanna

Romina-Gris_Paloma-WoolThe Vase Project, de Paloma Wool. Dibujo de Tana Latorre. Jarrón de cerámica de Romina Gris. © Paloma Lanna 

La firma Paloma Wool tiene una producción local y una venta online porque “debía ser coherente con mis principios y con los tiempos que corren”. La diseñadora dio a conocer la marca mediante Internet y su enorme influencia y alcance: “El día después de lanzar Paloma Wool tuve visitas de 69 países distintos a través de una publicación en un blog”. Y es que, para la diseñadora, las redes sociales son totalmente vitales para crecer en el mundo de la moda, y sobretodo si la venta es online, como en su caso. Para ella, Internet “es un escaparate en el que el espectador opina, además ofrece una oportunidad de diálogo con los clientes. Como la fotografía es un pilar fundamental en Paloma Wool, redes sociales como Instagram, Pinterest o Tumblr son perfectas para darnos a conocer y entablar relaciones sólidas con nuestro público”.

Romy-Northover_Paloma-WoolThe Vase Project, de Paloma Wool. Dibujo de Tana Latorre. Jarrón de cerámica de Romy Northover, de Nº ceramics. © Paloma Lanna

Tara-Burke_Paloma-WoolThe Vase Project, de Paloma Wool. Dibujo de Tana Latorre. Jarrón de cerámica de Tara Burke. © Paloma Lanna

La gran fuente de inspiración de Paloma es el arte, en cualquiera de sus expresiones: pintura, danza, fotografía, escultura… De hecho, en sus moodboards podemos encontrar “cuadros de Sorolla, una portada de un disco de Nina Simone, vídeos de Anne Teresa De Keersmaeker o edificios de Luis Barragán”. Además, “la mujer es un tema recurrente en mi trabajo, siempre hay una alusión al cuerpo femenino que surge de manera inconsciente”.

Alana-Wilson_Paloma-WoolThe Vase Project, de Paloma Wool. Dibujo de Tana Latorre. Jarrón de cerámica de Alana Wilson. © Paloma Lanna 

Akiko-Tsuji_Paloma-WoolThe Vase Project, de Paloma Wool. Dibujo de Tana Latorre. Jarrón de cerámica de Akiko Tsuji. © Paloma Lanna 

Además de sus referencias artísticas, queríamos conocer cuál era la canción que no dejaba de sonar en la playlist de Paloma y cuál era la peli que podía ver una y otra vez. Por el lado musical, Just a gigoló, de Louis Prima y por el lado cinematográfico, Los Tenenbaums, de Wes Anderson.

 

Coméntalo

comentarios