1

 “Tengo claro que no se puede vivir de esto toda la vida,
y nunca sabes cuándo se va a cortar el grifo”.

Entre la fauna de egos 2.0 y el tufillo “wannabe” que puebla Instagram, llama la atención la sencillez y naturalidad con la que Álvaro Mel (@meeeeeeeel_) disfruta día a día de la que –amén de rencor de haters y recelo de los que no acumulan seguidores ni a golpe de follow back– es “la profesión del presente”: ser instagramer. Y aunque la RAE pueda incluso llegar a resentirse por la presencia sin mesura de este curioso término en las siguientes líneas, lo haremos para simplificar los tantos otros nombres o definiciones que comienzan a atribuirse a este tipo de perfiles (de influencer a gurú del social media). Álvaro es eso y más, y lo mejor, es que lo consiguió sin tan siquiera proponérselo. “Yo conseguí seguidores simplemente por hacer lo que hacía, y nunca seguí a alguien que no me interesase, ni he seguido y dejado de seguir a gente de forma masiva, o cosas así”, nos cuenta. Todo comenzó con una foto en el escritorio de su casa. “Llevaba una camiseta sin mangas en la que ponía Nueva York”, confiesa. Un selfie llevó a otro, y Álvaro García Sierra (lo de Mel es sólo el resultado de una noche de risas en Irlanda, Erasmus incluido) acumula más de 500.000 seguidores en Instagram. Dar la cifra exacta sería imposible, puesto que aumentan por miles. Los gabinetes de publicidad y marketing digital de las empresas ya han descubierto en él y otros fenómenos virales el filón perfecto para acercar su marca a ese gran desconocido llamado Millennial. Álvaro simplemente aprovecha el momento con cautela y sin despegar los pies de la tierra. “Nunca sabes cuándo se va a cortar el grifo”, reconoce. Su objetivo es ahorrar lo máximo posible para poder pagarse la carrera de Publicidad. “Al meterme en este mundo me he dado cuenta de que me mola el rollo marketing, tratar con las empresas, con la gente…”. Fotografías de Mara Alonso

2

Nos ha dicho un pajarito (de los analógicos, no el de Twitter) que eres un poco tímido. ¿Es esa timidez compatible con mostrarse cada día ante medio millón de personas?
Sí, yo pienso que sí. Más que tímido, soy desconfiado, pero en cuanto cojo confianza me llamas hasta pesado. La verdad es que me siento bastante más cómodo delante de una cámara, porque estoy haciendo algo que me mola.

Para empezar, ponnos al día de todo lo in/out en Instagram… 
Hashtags: ¿mejor que sobren o sin abusar?
¡Siempre en su justa medida! Yo no suelo utilizarlos mucho, ya que su función suele ser dar más visibilidad a tus publicaciones y, de momento, no lo necesito. Sobre todo los utilizo cuando trabajo con alguna marca o empresa y me lo piden expresamente.
– ¿Emojis? ¡Un montón! Me encantan, hacen todo más expresivo. Ahora me gustan mucho las manitas, sobre todo la del dedo índice y meñique hacia arriba.
– ¿Inglés o español? Depende. A veces escribo el mismo mensaje de las dos formas. Si se trata de una frase corta suelo ponerla en inglés, aunque si es algo importante, como un evento o algo así, tiro de español. Si es algo con una marca de internacional, en inglés… Depende mucho de ti y de tu público, claro.
– ¿Filtros? Sí, pero de Instagram no. (Risas). Ahora cada vez hay más aplicaciones para ello. Más que filtros, me gusta tocarles un poquitín la luz a todas las fotos. Por ejemplo, últimamente me gusta subir más los tonos magentas y morados porque le dan un toque diferente.

Tienes más seguidores en Instagram que Penélope Cruz, ¿cómo se come esto?
Empecé en septiembre de 2014 subiendo fotos mías en mi habitación, siempre cuidando un poco la luz y ese tipo de cosas. Parece que eso gustó y pronto llegué a los 10.000 seguidores sin saber muy bien cómo. Desde entonces, he crecido exponencialmente. Cuanto más viral eres, más viral te haces, eso es así. La gente empezó a postear mis fotos en otras cuentas, y empecé a subir.

¿Se puede vivir de subir fotos a Instagram?
Yo vivo de esto desde el verano pasado, cuando me di cuenta de que los ingresos eran suficientes para mantenerme en una ciudad como Madrid, y para aquí me vine.

¿Cómo llevas lo de los haters?
Al principio me insultaban más. Ahora intento pasar un poco, aunque hay veces que sí que me caliento y me enciendo, pero eso es normal cuando tienes un mal día…

Y si dejamos lares “instagrameros” para meter la cabeza en la cúspide de la madurez 2.0 de redes como LinkedIn, ¿cómo resumirías lo que haces en una sola frase?
Podría decir que trabajo con empresas a nivel de redes sociales. 

¿Crees que ser influencer puede aportarte algo a la hora de trabajar para una marca como publicista en un futuro?
Algunas agencias tienen como parte de su trabajo contactar con influencers y este tipo de gente para expandir la marca en redes sociales. Visto desde el otro punto de vista, sí que sabría tratar con gente como yo. Aunque no como yo exactamente, porque creo que dentro de cinco años esto habrá desaparecido por completo.

Así que crees que se trata de algo efímero…
Por supuesto, las cosas cambian. Igual en dos años sale una red social nueva… o a saber. Yo intento aprovechar el momento ahora, ahorrar lo máximo posible para poder pagarme la carrera y cuanto más dure, pues mejor. Pero tengo claro que no se puede vivir de esto toda la vida, y nunca sabes cuándo se va a cortar el grifo.

3

¿Como reaccionan los seguidores ante el contenido patrocinado por marcas?
Lo suelen entender, porque si una persona sigue a alguien en Instagram suele ser porque se siente identificado con ella en relación a aspectos superficiales (vestimenta, físico…). Por ello, a la hora de subir una foto con una determinada sudadera, sabes que a esa persona no le va a disgustar. Le estás dando lo que quiere. También es cierto que si de repente aparezco anunciando algo como prótesis anti caída, lógicamente eso no iba a funcionar.

¿Tienes un control de tus estadísticas? ¿Cómo es la gente que te sigue?
Más o menos. Mi target suelen ser chicas adolescentes, en torno al 40%. También hay gente de otros países, y un ratio importante de fotógrafos o gente interesada en el mundo de la moda, empresas…

¿Te paran por la calle?
Aquí en Madrid la gente es más discreta. En Salamanca, de donde yo soy, es increíble. Basta que te pare una persona para que te paren 5 más. Yo reacciono guay, nunca he dicho que no a una foto.

¿Planificas las subidas o es todo más improvisado?
Está casi todo planificado. Suelo subir foto a las tres de la tarde en los días de diario porque la gente sale de clase a esas horas o entra en clase justo después, además de que a esa hora aún queda mucho día para que la publicación vaya cogiendo más fuerza. Hay quien sube a las 9-10 de la noche. Pega el boom en ese momento, pero es cierto que por la noche la gente no está tan activa. En fin de semana suelo subir dos publicaciones porque la gente está más aburrida. Todo es mirar, pensar y probar.

¿Y en cuanto al tipo de publicaciones? ¿Es el selfie lo que más tirón tiene?
Es lo que mejor me funciona, aunque sí que estoy intentando darle un giro porque todo aburre. No puedes estar todo el tiempo dándole lo mismo a la gente porque se va a cansar. Ahora subo vídeos, fotos con más movimiento… No puede ser todo el rato mi cara.

 

???? @pompeiibrand ???? ???? missing Canary Islands ???? ???? @cucocuervo ????

Una foto publicada por ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀???????? Álvaro Mel ???????? (@meeeeeeeel_) el


¿Y te funcionan más sin camiseta?
Últimamente, aunque tengan más tirón, estoy intentando no subir casi ninguna sin camiseta. A la hora de, por ejemplo, promocionar una marca, tienes que mirar si quieres dar una imagen limpia y acorde.

 

❤️ S A T U R D A Y ❤️

Una foto publicada por ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀???????? Álvaro Mel ???????? (@meeeeeeeel_) el  


¿Cómo es el selfie perfecto?
Aquel en el que se vea cómo eres.

 

Have a happy week. ????????

Una foto publicada por ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀???????? Álvaro Mel ???????? (@meeeeeeeel_) el


¿Cuál es tu foto con más likes?
Una de mi cara para una marca de sudaderas. Salgo con el cuerpo de lado pero mirando hacia la cámara. Tiene unos 43.000 likes, aunque sí es verdad que mis publicaciones no tienen demasiados picos. Ahora tengo una media de unos 35.000.

 

Pillow Talk.

Una foto publicada por ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀???????? Álvaro Mel ???????? (@meeeeeeeel_) el


Acumulas admiradores entre el sector teenager. ¿A quien admirabas tú cuando eras más pequeño?
De pequeño era mucho de futbolistas. Más adelante empecé a admirar a Skrillex, además de por su música, por la historia de superación que tenía detrás.

¿Y crees que las redes sociales, en cierta manera, desmitifican grandes iconos de la música o el cine?
Puede ser, aunque todo depende de cómo el famoso utilice sus redes sociales. Si de verdad te gusta esa persona, yo creo que las redes te van a acercar más a ella. Por ejemplo, a Skrillex se le va mucho la pinza en Twitter y he conocido muchas cosas de él a raíz de eso.

Ya conoceras el mediático caso de Essena O’Neil, la instagramer australiana que dejo su cuenta para reivindicar la falta de realidad en este tipo de fotos. ¿Crees que nuestros perfiles sociales muestran sólo una pequeña parte muy visual de nosotros que no se corresponde con nuestra realidad?
Tampoco es por juzgar, porque no tengo ni idea, pero creo que lo de Essena pudo ser por dos cosas. Una, porque de verdad haya visto que el tema se le estaba yendo un poco de madre. O, simplemente, una estrategia de marketing para ser aún más conocida. Tampoco sé lo que se le pasaría por la cabeza, pero sea lo que sea, ole por ella, porque ha hecho algo que nadie había hecho antes. También es cierto que el postureo es muy frecuente en Instagram, ¿quién no lo hace? Pero es complicado. Si de repente estás en una fiestaza y en lugar de disfrutar estás todo el rato haciendo fotos para luego poder colgarlas y que se vea que has estado en una fiesta… Pues tú mismo, aunque seguro que podrías habértelo pasado mejor. No sé quien decía algo así como… ¿te vas de fiesta o te vas de Snapchat? (Risas).

¿Tiras de timeline para atrás en tus momentos de nostalgia?
Hay días que estoy aburrido en casa y sí que me da por mirar, borro alguna, me inspiro en lo que hice para volver a hacer algo nuevo…

¿Alguna vez te han suplantado la identidad en una red social?
En Instagram, sobre todo al principio. Cualquier persona en Tailandia podría crearse un perfil con tus fotos y posiblemente nunca nadie acabase relacionándola contigo. Ahora mismo ya es más complicado por la cantidad de seguidores. En Facebook sí que tengo bastantes suplantadores con mis fotos, y también en redes de conocer gente rollo Badoo o Grinder. Ahora intento pasar un poco, denuncio el perfil en la red social y listo.

Lo mejor de esto…
La libertad que tienes de hacer lo que quieres hacer.

Próximos proyectos a corto plazo…
Estuve trabajando de dj el año pasado en Valladolid compaginándolo con la carrera. Luego lo fui dejando un poco de lado. Ahora estoy dándole vueltas al tema de la interpretación porque es algo que me encantaría.

4

Aunque no sea una ciencia exacta…. Dinos cinco tips para triunfar en Instagram:
1. Una imagen limpia, acorde a la gente hacia la que quieres captar con tus publicaciones.
2. Buena calidad de foto.
3. Colores frescos, que las fotos te digan algo.
4. Tener en cuenta el horario de tus publicaciones
5. Y, sobre todo, ser tú mismo sin intentar fingir ser nada.

Coméntalo

comentarios