Fotograma de A Scanner Darkly
Fotograma de A Scanner Darkly

De las enigmáticas bandas sonoras que Popol Vuh hizo en su momento para las películas de Werner Herzog a las realizadas por Johnny Greenwood para Paul Thomas Anderson, la concepción del score cinematográfico ha sido fuente de inspiración para algunos de los músicos con una panorámica más espacial del universo pop. ¿Quién no se puede imaginar a los Swans haciendo una banda sonora para una película de Andrei Tarkovski? Dentro de esta rama cósmica del pop, no podemos obviar las recientes obras maestras que Mica Levi ha realizado para Under The Skin y Jackie -esta última con Óscar incluido por su trabajo- muestran que la simbiosis entre ambos universos ha servido tanto para ampliar la gama de expresiones dentro del ángulo cinematográfico como para activar la forma de componer de los músicos pop dentro de términos menos concretos y más oceánicos.

Dentro de un escalafón menos sugestivo de la hermandad entre cine y pop, está la clásica compilación de canciones, que Quentin Tarantino puso, de nuevo, de moda a través de bandas sonoras tan emblemáticas como las de Reservoir Dogs y Jackie Brown. Aunque tampoco nos engañemos, esta forma ya se llevaba haciendo desde hace décadas, y como Saturday Night Fever no ha habido una expresión más rotunda, y gloriosa, de tal metodología.

foto 2 pop score

Entre medias de estas dos perspectivas, nos encontramos con A Scanner Darkly, película con la que Richard Linklater hizo uno de sus típicos cambios de giro estilísticos, y donde toda la sensación claustrofóbica de su formulación del cine animado está perfectamente condensado en una secuenciación de cortes que parecen haber nacido para cohabitar entre los fotogramas de la misma. El firmante de esta banda sonora fue Grahan Reynolds, que, junto a Golden Arm Trio, fluctuaba del gesto heterodoxo a las formas country o surf con naturalidad desarmante. El resultado fue tan brillante que Reynolds prorrogaría su alianza con Linklater por medio de films como Bernie y Antes del anochecer.

El score de A Scanner Darkly será publicado el 11 de agosto por
Fire Records y Lakeshore Records.

foto 3 pop score

Dentro de una concepción más predecible y en busca premeditada de la empatía por lo cool, Amor a quemarropa -seguramente, la película más aprovechable del hermanísimo de Ridley- conjugaba las piezas minimalistas creadas por Hans Zimmer con un ramillete de hits, que iban de clásicos contemporáneos como Chris Isaak al grunge melódico, obra de Soundgarden, pasando por cierto halo casposo, como el aportado por Robert Palmer.

Ahora que se acerca el 25º aniversario de la película, el 6 de julio será publicada la banda sonora de
Amor a quemarropa. Los responsables serán los sellos Wargod y Real Gone Music.

Coméntalo

comentarios