Hay mucho ruido ahí fuera. El exceso embota nuestros sentidos. Es hora de rebelarse contra el caos, de eliminar lo redundante, lo superfluo, lo accesorio. Esta filosofía empapa el trabajo de Studiopretzel, colectivo italiano de diseñadores que, desde hace ya nueve temporadas, ha hecho de la contención y la armonía su particular marca de fábrica. Su apuesta para este otoño-invierno toma como leitmotiv aquel hit pegadizo que, allá por los 90, el refulgente Michael Jackson convirtiera en himno generacional en su hiperbólica cruzada por la alianza de civilizaciones: Don´t Matter If You´re Black Or White. Y si a la malograda estrella del pop lo de predicar con el ejemplo le venía grande, Studiopretzel despeja el menor atisbo de duda con una colección que, amén de lookbook interracial, celebra el menos es más desde la alianza blanco/negro, el binomio más distinguido e imperecedero de la historia de la moda. Líneas puras, monocromía y verticalidad convergen en envolventes prendas unisex que estilizan el patronaje a mayor gloria de la pureza de los tejidos. Con la ligereza calvinista como lema, Studiopretzel reivindica el regreso a lo esencial, ensalzando la pureza formal a través de líneas rectas, cuellos Mao y austero recato new age.

 

Acerca de Studiopretzel

Qué: Black&White propone una alternativa funcional y elegante al clásico traje sastre con total looks coordinados que renuncian al efecto tailored en pos de una comodidad todoterreno. Cómo: Cachemir, lana virgen y algodón orgánico dan forma a jerséis, pantalones holgados, abrigos y maxifaldas con la superposición de prendas y alturas como única licencia decorativa. Por qué: Confeccionados por artesanos locales con materias primas de primera calidad y procesos eco-friendly, los diseños elevan el chándal de punto a la categoría premium para un chic urbano, minimalista y atemporal.

Coméntalo

comentarios