A veces la frontera entre lo documental y lo artístico es tan débil que apenas podemos distinguir entre una u otra. El documentalista alemán Jasper Walter Bastian es todo un experto en este asunto y con su delicada visión de la fotografía es capaz de explicar, como pocos, la realidad de todo un pueblo. “Across de river”, que fue su trabajo final de carrera en la escuela de periodismo danesa, es un proyecto documental que cuenta la situación de una ciudad dividida por la realidad política de un país y por el río Ibar (Mitrovica). La urbe en cuestión, nos habla del conflicto kosovar a través de sus historia y la confrontación entre dos culturas. Los Albaneses al sur y los serbios al norte hacen de esta ciudad, que fue próspera y rica en la antigua Yugoslavia, punto de encuentro y división entre dos países que hacen de ella un lugar tenso cargado de incertidumbre y escepticismo.

La visión de Bastian, que inmortaliza a través de su cámara la densidad de esa situación política, explica de un modo casi cristalino lo gris e inexorable del conflicto serbio-albanés. Nos muestra sus calles, sus puentes, que hoy se convierten en pasos fronterizos para una población que se siente en letargo, y a través de todo ello desgrana los entresijos y el carácter, no solo de sus gentes, sino también del problema en cuestión. Lo directo de sus imágenes y lo honesto de todo lo que en ellas aparece, véase la desnudez emocional de sus retratos, hacen de este documento algo que cruza las fronteras de lo informativo para dejarnos mirar en lo más profundo del sentimiento que inunda las calles de Mitrovica. Pese al aire gris y casi mortecino de sus paisajes, Bastian nos deja intuir tras las sonrisas insinuadas de sus protagonistas y sus miradas perdidas que ante el conflicto siempre hay esperanza y, ante su cámara, una realidad que ser plasmada.

Coméntalo

comentarios