Alzamos la mirada el norte de Europa y casi siempre nos encontramos con cosas dignas de admirar. Esta vez nos ocupa el trabajo de la diseñadora finlandesa Satu Maaranen cuya trayectoria en el mundo de la moda esta plagada de éxitos y reconocimientos, todos ellos más que merecidos. Graduada en la prestigiosa Aalto University School of Arts, hace dos años, esta diseñadora ha sabido como propulsar su carrera en un tiempo record y a base de un trabajo impecable. Durante sus estudios Maaranen tuvo la oportunidad de formarse en las aulas de una de las escuelas de arte que más interés suscitan del momento. En Aalto, prima la libertad creativa y se le dan a sus estudiantes un plataforma en la que apoyarse y herramientas para acercarse a la moda con una visión vanguardista e innovadora. El trabajo de Maaranen es el reflejo de ese caldo de cultivo en el que la moda finlandesa cobra cada día más presencia a nivel internacional. Desmarcándose de las tendencias de los gigantes de esta industria y a través de experiencias que tiene que ver más con el arte que con el diseño, el trabajo de Satu Maaranen causa sensación allá por donde pasa.

Su estilo, que nos transporta al arte plástico y que funde la idea del Ready-to-Wear con la exquisitez de la alta costura es toda una experiencia visual. Las propuestas formales nos hablan de una intención experimental, llena de juventud y, sobre todo, desafiante. La búsqueda de una nueva concepción del gusto nos brinda diseños donde la fuerza de los tejidos, estampados y texturas cobran casi todo el protagonismo. Haciendo alarde de su herencia cultural, véase la influencia de Sarpaneva o Nurmesniemi y sus trabajos para la casa de tejidos Marimekko, esta diseñadora ha convertido la idea del print en algo que más allá de lo ornamental adquiere un significado casi simbólico.

Galardonada el año pasado en el Hyerès Festival, con un jurado de lo más selecto, por su colección Garment in Landscape y con interesantes colaboraciones en su haber (su reinvención expresionista del marinière para la firma Petit Bateau o sus diseños para Marimekko, por ejemplo) Satu Maaranen sigue diseñando para su propia firma y formando cada día con más solidez la realidad de la moda nórdica.

Coméntalo

comentarios