FOTO-1

De origen turco y licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Izmir, Süreyya Noyan es otra de esas artistas que se ha dado a conocer al mundo entero gracias a la difusión de su particular obra por las redes sociales. ¿El motivo? Pintar obras clásicas dentro de cáscaras de huevo. Y es que, su dedicación y paciencia se puede apreciar en todas y cada una de las imágenes que sube casi a diario a su cuenta de Instagram.

FOTO-2

FOTO-3

FOTO-4

Para realizar su trabajo, la artista rompe con sumo cuidado las cáscaras para dejar una amplia abertura donde hacer el diseño. Y así, una vez tiene su base donde pintar, se pone manos a la obra con finos pinceles y lápices para hacer estas obras de apenas 5 centímetros. Delicadas ilustraciones de la arquitectura turca, clásicos de Vincent van Gogh, Gustav Klimt y Rembrandt e, incluso, perfectos retratos de personalidades como Frida Kahlo o Albert Einstein son algunas de sus creaciones más llamativas. Un lienzo poco convencional que por asombroso que parezca le permite crear estos impresionantes cuadros a pequeña escala.

FOTO-6

FOTO-7

FOTO-8

FOTO-9

Coméntalo

comentarios