Las creaciones de este siglo precisan soluciones de este siglo. Algunas de estas soluciones pasan por el innegable concepto ECO, idea que conquista cada vez más territorios y parece haber llegado para quedarse recordándonos que una forma de vida mejor para nuestro propio cuerpo, es posible. En última instancia, este concepto se ha instalado en un centro de yoga que te garantiza respirar aire libre de emisiones tóxicas y que presenta combustible ecológico y renovable, no contribuyendo al efecto invernadero y, en definitiva, respetando el medio ambiente. El Californian Hot Yoga, es el primer centro ecológico de Hot Yoga Integral en España, un impulso por mejorar tus condiciones vitales formando parte de un flujo de circulación continuo entre la atmósfera y la vegetación. Con el yoga como conector entre cuerpo y mente y el calor como su gran potenciador, la especialista Macarena Cutillas ha decidido implantar este espacio en Madrid tras su andadura por Costa Rica, Bali, Nueva York y La India.

Las clases de yoga del Californian Hot Yoga viran entre tres corrientes a cuál más suculenta. FLOW YOGA ejercita la conexión entre el movimiento y la respiración mediante la música y los efectos del calor, HOT YOGA combina una serie de posturas elegidas estratégicamente para obtener el nivel óptimo de funcionamiento del cuerpo bajo el poder terapéutico del calor, templando los músculos, licuando la sangre y realizando una limpieza profunda de toxinas en el cuerpo, y HATHA YOGA, se compone de una serie de posturas o asanas que ayudan a eliminar los bloqueos localizados en partes del cuerpo o mente, trabajando la masa muscular, la fuerza y la elasticidad del cuerpo para relajarte por dentro y por fuera.
El centro utiliza el calor como forma terapéutica, se respira ese calor, se trabaja a diario con él y una sala prevista de Ozono como limpiador del ambiente, elimina gérmenes y hongos para beneficiar la piel.

 

El centro Californian Hot Yoga es 100 % Eco respetuoso con el medio ambiente y te abre sus puertas en la Calle Fernando El Católico, 23 en Madrid.

Coméntalo

comentarios