De la técnica de promoción cruzada empleada por algunas grandes marcas de moda para mantener las ventas de su perfume mediante el lanzamiento de colecciones de ropa, nace la inspiración de la colección SS15 de Tigran Avetisyan. Fruto de la reflexión de esta estrategia de marketing y de las largas horas que el diseñador pasó en diferentes aeropuertos durante los últimos años, surge Duty Free pour Homme, un perfume creado de forma algo irónica. “Compré 4 o 5 fragancias populares de un duty free y las mezclé en un bote”, explica su creador. Para el frasco, una impresora 3D que fusionase los diseños de las botellas de cada perfume, fue suficiente. Esta loca mezcla de aromas le sirvió de base al diseñador ruso para demostrar, una vez más, que aún se puede ser impredecible en un fashion world acostumbrado a reciclar una y otra vez los mismos conceptos. Mensajes publicitarios y bolsas con el producto dan la pincelada sarcástica a una colección clean, con el denim como material base y con siluetas simples y oversize como leitmotiv.

Coméntalo

comentarios