1

Esperar te sitúa en un momento y en un lugar inmóvil. Generalmente es un acto de impaciencia, te mimetizas con lo que te rodea y eso te convierte en un objeto urbano más que observar. Esto nos pone nerviosos, estamos expuestos y en busca de un reconocimiento que, de no estar ahí, no necesitaríamos. En su colección SS16, Sebastiaan Pieter se sitúa como espectador y crea prendas que parten de la arquitectura más pura. Como un rascacielos, la silueta se alarga con faldas de discreta abertura o pantalones que se abren hasta los talones. Los colores se posicionan en bloques uniformes que se delimitan entre sí: azul marino, beige y el celeste como foco de atención. El momento de espera empieza a ser más soportable, la discreción de un vehículo observa que los movimientos son más tranquilos y que tu mirada reconoce un paso que desde no muy lejos se acerca. I’ll be right back.

2
3

4
5

Como un rascacielos, la silueta se alarga con faldas de discreta abertura o pantalones que se abren hasta los talones. Los colores se posicionan en bloques uniformes que se delimitan entre sí: azul marino, beige y el celeste como foco de atención.

8
7
6

Coméntalo

comentarios