1. 002

“Tenemos una vitrina en casa con unas cien zapatillas expuestas y guardamos en cajas algunas más delicadas. En nuestra despensa no tenemos conservas, tenemos cajas de zapatillas”. Reyes Yllera y Jace, de Dashape

Reyes Yllera y Jace se conocieron porque ambos coleccionaban zapatillas. Compartían la misma ilusión y, por circunstancias profesionales, viajaban mucho por el mundo. De esta manera, percibieron en primera persona que en otros países, la cultura sneaker se vivía de una manera diferente. En este momento, decidieron tomar las riendas y traer esta cultura a territorio patrio, por eso, en 2014 crearon Dashape, un formato de evento que lleva una década celebrándose más allá de nuestras fronteras. Ayer por la tarde asistimos a la presentación de la tercera edición de Dashape que se celebrará el próximo 6 de mayo y no podíamos perder la oportunidad de charlar largo y tendido con Reyes y Jace sobre zapas, moda y espíritu urbano. Además, nos han chivado algunas de las novedades de la próxima edición de Dashape, el mayor evento de cultura sneaker de España. Estás a un paso de conocer casi todo sobre la generación sneaker… Fotografías: Mara Alonso.

2._MG_5115

Habéis detectado muchas diferencias entre España y otros países respecto a la expansión de la cultura sneaker… ¿Por qué?
Reyes: De algún modo, la crisis ha afectado mucho. No deja de ser una cultura que va relacionada con el consumo y que implica un poder adquisitivo medio-alto, por eso, España se quedó algo congelada. Sin embargo, las redes sociales han abierto una ventana muy directa y una comunicación internacional inmediata. Desde que empezamos con Dashape en 2014, ha habido un cambio muy grande. Es decir, vamos por detrás de otros países, pero vamos a una velocidad muy rápida. En otros países, esta cultura tiene mucha más antigüedad porque las generaciones que se interesan por las zapatillas son más adultas, mientras que aquí la generación más veterana es muy reducida. No me cabe la menor duda de que dentro de tres o cuatro años, España se posicionará entre los primeros países de Europa respecto a esta cultura.

A nivel individual, ¿cómo surgió vuestra locura por las sneakers?
R: Siempre he tenido especial obsesión con el calzado. De pequeña, constantemente iba en tacones. En los ‘90, cuando se extendió la primera moda de las zapatillas en España, caí de lleno, aunque en ese momento había muy pocas zapatillas. Me contagié con unas Air Max BV. Cuando era más joven, el mercado en España no ofrecía mucho para mujer. Soy coleccionista de originales y para mí es más fácil encontrar modelos originales de los ‘90 ahora que en aquella época. Las sneakers son un recuerdo de mi infancia y son mi objeto fetiche.

J: Las zapatillas que coleccionamos son originales de los ‘80 y ‘90, es decir, de la época en la que me crié. Las veía en los escaparates y soñaba con ellas porque no me las podía comprar. Siempre he estado conectado a las zapatillas por el grafiti. Hace unos años, se me metió en la cabeza buscar el modelo que más me gustaba de pequeño y lo encontré. Después de ese vino otro, y luego otro… Y sin querer, empecé a coleccionarlas. Con el tiempo me fui documentando y conocí modelos de otros países.

3.-007

¿Cuántas tenéis actualmente?
R: Unos 300 pares, aunque no los contamos. Para nosotros, lo más importante es la calidad, no la cantidad. Colecciono originales y, por otro lado, tengo otros muchos modelos para mi daily sneaker. Tenemos una vitrina en casa con unas cien zapatillas expuestas y guardamos en cajas algunas más delicadas. En nuestra despensa no tenemos conservas, tenemos cajas de zapatillas (Risas).

J: Tengo mi colección de originales, mis pares para el día, otras para ir a pintar, para trabajar… Estaré en torno a los 450.

¿Qué es lo más loco que habéis hecho por conseguir un modelo?
J: Una vez acabé en un pueblo de Japón donde no había nadie occidental. Nadie hablaba inglés, ni mucho menos español. Cogí mi bici y me puse a investigar hasta que encontré una tienda antigua de deporte. La mujer para que trabajaba allí era muy mayor y no entendía nada de lo que le pedía y llamó a un vecino para que le ayudara. Al final, acabó viniendo todo el barrio a ver qué es lo que iba a hacer, porque no les cuadraba que una persona occidental con tatuajes y en bicicleta estuviera allí queriéndose llevar toda la tienda (Risas).

R: Cuando vamos a buscar almacenes antiguos, siempre hay un momento muy tenso porque sabemos que pueden tener material antiguo pero no sabemos cómo hablarles sin parecer que estamos ansiosos por ver qué tienen dentro del almacén. Tenemos que tener ingenio para ver qué nos inventamos y que no se piensen que le queremos robar por entrar en el almacén. Muchas veces hacemos como que no nos conocemos (Risas).

4. 001

“Hay una tendencia social en las zonas urbanas dado el ritmo de vida que llevamos, porque en las grandes ciudades se anda mucho. Todo esto ha condicionado que la cultura sneaker crezca. Somos como una especie de tribu urbana, porque no sólo llevamos un par de zapatillas, llevamos todo lo que representa”.

Se habla de cultura sneaker, no sólo de afición. ¿Cuáles fueron sus orígenes más remotos?
J: Las marcas empezaron a hacer zapatillas para hacer deporte. Los atletas tuvieron un papel muy importante porque ellos fueron los primeros en llevarlas. Podemos decir que Michael Jordan o Agassi fueron los influencers de la época porque en el mundo del grafiti y del breakdance y Hip Hop de EEUU, empezaron a usar esas zapatillas –especiales para correr o jugar al basket– en las actividades urbanas. Entre estos modelos icónicos podemos encontrar las adidas Superstar, las Converse Chuck Taylor… Bandas de punk rock, heavy y rock también giraron la cabeza hacia las sneakers.

¿Qué abarca esta cultura?
La música, la moda, el Sneaker Art (fotografía, vídeos, customs, ilustración, diseño gráfico…), el deporte, el coleccionismo y un estilo de vida propio. Hay una tendencia social en las zonas urbanas dado el ritmo de vida que llevamos, porque en las grandes ciudades se anda mucho. Todo esto ha condicionado que la cultura sneaker crezca. Somos como una especie de tribu urbana, porque no sólo llevamos un par de zapatillas, llevamos todo lo que representa. Al final, esta cultura se expande, y personas como mi padre acaban llevando unas Tubular y no sabe por qué pero le encantan. (Risas).

5. 005Cajas de zapatillas rediseñadas por artistas que formarán parte de la expo de Sneaker Art en la próxima edición de Dashape

Antes, veíamos en las calles que el uso de las zapas estaba más limitado a los confines del gym o a looks más desaliñados. Desde hace algún tiempo, las casas de moda han girado la cabeza hacia ellas y las han subido a las pasarelas. ¿Moda o evolución?
R: Ambas razones. La moda está muy influenciada por la calle y los grandes diseñadores siempre han intentado recoger la esencia urbana. Por otro lado, pienso que es una cuestión de práctica funcional, es decir, una evolución. En Nueva York, las zapas de running se llevan como algo fashion para ir a la oficina. Como se presta más atención al deporte y al estilo de vida healthy, la sneaker ya entra dentro de tu día a día.

¿Una zapa va bien con cualquier look?
J: ¡Es una pregunta trampa! (Risas) Yo diría que no.

R: Para un evento de gala, creo que está fuera de lugar, pero para todo lo demás ya no existen los códigos. Puedes llevar un look classy a una fiesta y de repente romperlo con unas zapas. Ahí es dónde está la fuerza. Dentro de la cultura sneaker, empiezan a perfilarse distintas tendencias propias de cada país. Cada ciudad vive la moda de una manera diferente.

6. 008

¿Creéis que las sneakers son un símbolo de nuestra generación?
R: Absolutamente. Nuestra generación es la más veterana pero en la generación anterior a la mía, es una tendencia total. Los chavales de catorce años van de punta en blanco con zapas que forman parte de esta comunidad y eso les va a marcar de por vida.

¿Cómo fue el primer evento de Dashape?
R: Fue un experimento, no sabíamos con lo que nos íbamos a encontrar. El impacto fue muy bueno y la implicación en el sector fue muy positiva. Las marcas, las tiendas y los consumidores se involucraron y eso nos motivó a seguir hacia delante e intentar hacerlo crecer. Lo más difícil fue abrir la mente a todo el mundo para que entendieran que era necesario.

7. 006

¿Qué nos vamos a encontrar en el próximo evento?
R: ¡Muchas zapatillas! (Risas) Encontraréis tiendas y una parte de coleccionistas. Habrá compra-venta, es decir, el que venga podrá comprar, vender y cambiar zapatillas. Por otro lado, tendremos una exposición de ediciones limitadas de las zapas más buscadas a nivel internacional y traeremos a tres coleccionistas nacionales y dos internacionales. Habrá una parte dedicada a las chicas y Sanne, de Girl on Kicks (una de las blogueras de Ámsterdam con más tirón en el mundo de las sneakers femeninas) es la embajadora. También encontrareis una expo de Sneaker Art donde hemos involucrado a más de 25 artistas –ilustradores, diseñadores o tatuadores, entre otras disciplinas- para que creen su propia caja de zapatillas. Como novedad, tenemos la parte de Dashape Kids y allí los más peques podrán pintar grafitis en un muro. También haremos una colaboración con La Bicicleta para ofrecer una zona de restauración donde podréis encontrar una muestra de streetfood. Este año, tendremos una closing party con la DJ neoyorquina Vashtie, una invitada muy especial porque fue la primera mujer que hizo una colaboración con Jordan. ¡Poco a poco, nos gustaría evolucionar a un Sneaker Festival!

8. _MG_5105Cajas de zapatillas rediseñadas por artistas que formarán parte de la expo de Sneaker Art en la próxima edición de Dashape

Esta cuarta edición de Dashape tendrá lugar los próximos días 6 y 7 de mayo
en la Estación de Chamartín (Cota 13, ático, Madrid) y permanecerá abierto al público el viernes de 17.00 a 21.00h y el sábado de 11.00 a 21.00h. ¡Seguiremos informando! 😉

Coméntalo

comentarios