Una anécdota divertida, una historia de amor, un secreto inconfesable… Asociar a una prenda un recuerdo no es cosa de locos. La chaqueta que te pusiste “aquel día X” ya no será nunca más “una chaqueta” sino “esa chaqueta”, especial e irremplazable. Lo mismo ocurre con el pantalón o la camisa que alguna vez complementaron un momento importante en nuestra vida. Prendas que merecerían sin duda aparecer en los créditos de nuestro biopic mental, y cuya materia textil alberga, además del paso de los años, ilusión (directamente proporcional al número de lavados).

Lo que es aún más fascinante es cuando las prendas llevan implícitos estos sentimientos desde su creación. Illusion es el nombre de la vigésima colección de Kris Van Assche para su marca homónima. No hay que ir demasiado lejos para comprender el mensaje de las propuestas del diseñador belga para la temporada SS15, que giran en torno a la idea de ilusión plena.

En esta colección, Krisvanassche mantiene una de sus señas más características: fusionar sastrería con ropa deportiva. Siluetas híbridas entre el traje de vestir y el chándal, cazadoras bomber a modo de parte superior de un traje, o pantalones de vestir que dejan entrever las rodillas a través de cortes minuciosos. En palabras del diseñador, “los jeans no siendo jeans”, o ropa sportiva que acaba convirtiéndose en sastrería de lo más avanzada. Se trata de ilusiones, trampantojos textiles que sorprenden aún más cuando los encontramos así: superpuestos de forma sobresaliente y alternando capas formales con otras más casual.

Otras piezas clave de este puzzle de ilusiones: parkas, chanclas de piscina, collares surferos, corbatas que desaparecen dentro de las camisas y una paleta cromática en la que destaca el gris, el kaki y el azul. Una mirada atrás a las veinte colecciones pasadas para afrontar con optimismo las veinte siguientes. Y que cumpla muchas más… 

 

 

Coméntalo

comentarios