El artista e ilustrador Stefan Glerum ha creado este fresco gigante para la entrada de un edificio de apartamentos en Ámsterdam. Glerum se ha inspirado en la típica cristalera de una catedral para mostrar la historia de Oostergasfabriek, un anciano del siglo XIX. El edificio se puede encontrar en la ciudad de Polderweg.

Coméntalo

comentarios