JESÚS MERINO

TESOROS MARVEL: LOS CUATRO FANTÁSTICOS. LOS AÑOS PERDIDOS, NÚM. 2

Marvel Comics, EE. UU., 1998. 
Cubierta

Acuarela, tinta y gouache sobre cartulina. 
490 x 340 mm

Colección privada

Por increíble que parezca, en casa de Julián M. Clemente son Los Vengadores quienes pagan las facturas. Además de periodista, autor de multitud de libros sobre cómic, cine y videojuegos, y editor de Marvel en España, Julián es también una parte responsable de que, aún hoy, muchos sigan soñando con superhéroes. Ahora suma a su currículum una nueva línea tan apasionante como todas las anteriores: comisario de la exposición Superhéroes con Ñ. Los dibujantes españoles que triunfan en Estados Unidos que organiza a partir del mes que viene el Museo ABC. Una recopilación del trabajo silencioso, discreto y desconocido de 47 ilustradores que, desde nuestro país, ha conseguido emocionar a todo el planeta con sus viñetas, convirtiendo la creación local en toda una referencia mundial. Cita colofón de un año en el que ser un superhéroe será algo, si cabe, más cool que nunca (amén de un buen puñado de estrenos en la gran pantalla con máscaras y mallas entre el atrezo). Hablamos con Julián para celebrar este año superheróico, y para alumbrar con sus palabras tanto a ti, confesado freaky del cómic, como a ti, que aún no has tenido el placer de descubrir su magia 😉

¿Por qué tenemos que ir a ver Superhéroes con Ñ.
 Los dibujantes españoles que triunfan en Estados Unidos?
Porque es una reivindicación de un puñado de artistas que han logrado un imposible: alcanzar la fama mundial, trabajando para un medio eminentemente americano y trabajando desde sus casas. Tiene algo de mágico que las aventuras de Superman, del Capitán América, de Iron Man o de Batman se estén dibujando en Cádiz, Madrid o Barcelona. Hace a estos personajes más cercanos, y al sueño de ser partícipe de ellos una realidad: lo han conseguido gente que son de los nuestros.

RAFAEL LÓPEZ ESPÍ

LOS CUATRO FANTÁSTICOS. VOL. 2, NÚM. 5
Ediciones Vértice, España, 1974
. Cubierta

Acuarela, tinta y lápiz sobre cartón
. 352 x 255 mm

Colección privada 

JOSÉ LUIS GARCÍA LÓPEZ

GREEN LANTERN: THE EMERALD WARRIOR
DC Comics, EE. UU., 1982. 
Ilustración para merchandising

Collage con tinta y lápiz sobre cartulina
. 304 x 400 mm

Colección privada

CARLOS PACHECO
THOR: THE LEGEND PIN UP, NÚM. 1
Marvel Comics, EE. UU., 1996
. Página interior

Tinta, lápiz y gouache sobre cartulina. 435 x 280 mm

Colección privada

¿Cómo surgió la idea de poner en marcha esta exposición?
El Museo ABC se puso en contacto conmigo para montar algo en torno a la idea de los superhéroes. Parecía la opción obvia hacer una antología con todos los autores españoles que trabajan o han trabajado para Estados Unidos, porque es un tema fácilmente asimilable por el público del museo, pero también porque había ahí una historia apasionante que nunca se había contado, al menos no en su totalidad, y desde luego no en forma de exposición antológica. No entiendo una exposición como una mera disposición de ilustraciones más o menos atractivas. Una exposición ha de contar una historia, y esta historia que cuenta Superhéroes con Ñ es apasionante.

¿Qué le lleva a un ilustrador español en los 70 a trabajar mara el mercado estadounidense?
Fundamentalmente dos motivos, que pueden darse de manera aislada o en conjunto: en primer lugar, el amor por el género. Hay muchos autores que se han educado con los superhéroes de Marvel, que en España tienen un especial arraigo, o los de DC, que han ido adquiriendo mayor importancia desde los años ochenta, y están en esto del cómic porque querían dibujar a Spider-Man, La Patrulla-X, Batman o La Liga de la Justicia desde que eran críos. El otro motivo es el hecho de que la industria del cómic en España es muy pequeña. Está creciendo en los últimos años, pero no lo suficiente y no con la suficiente fuerza para que haya un elevado número de autores trabajando para producir tebeos aquí y para el mercado español, ganándose la vida con ellos. A falta de opciones dentro de nuestras fronteras, ocurre como en cualquier otro campo: toca irse a otros países. La ventaja de dibujar para editoriales foráneas es que no es necesario marcharse físicamente. De hecho, la práctica totalidad de los autores de la exposición trabajan para Estados Unidos, pero siguen viviendo en España. Es una nueva forma de exilio interior, si se me permite usar el término con cierta ligereza.

SALVADOR LARROCA
STAN LEE MEETS DR. DOOM, NÚM. 1
Marvel Comics, EE. UU., 2006
. Página interior

Acuarela, tinta y rotulador sobre cartulina. 429 x 280 mm

Colección privada

PASQUAL FERRY
THE GAME OF ENDER (DOUBLE SPLASH): BATTLE SCHOOL, NÚM. 2

Marvel Comics, EE. UU., 2009. 
Página interior

Lápiz sobre cartulina. 
280 x 437 mm

Colección privada 

RAFA SANDOVAL
X-MEN: LEGACY, NÚM. 273
Marvel Comics, EE. UU., 2012. 
Página interior

Tinta, rotulador, grafito y lápiz de color sobre cartulina
. 438 x 280 mm

Colección privada

¿Y qué le lleva a un periodista a especializarse, entre otras cosas, en cómics?
Pues mira, un poco los dos motivos que exponía antes, en relación a los dibujantes. En primer lugar, mi pasión por el medio en general y luego por el género de los superhéroes en particular. Fue lo que me llevó a escribir mi primer libro, allá por 1998, y así hasta ahora. Y en segundo lugar, que la profesión periodística en España está lamentablemente arrasada. El periodismo tal y como yo lo concibo, que quizás sea demasiado idealista, pero yo entré en esta profesión por vocación, y la vocación y el idealismo van de la mano… Pues el periodismo como yo lo concibo casi ha desaparecido en la actualidad o está poco menos que proscrito. Para trabajar haciendo periodismo basura… pues yo soy de la opinión que mejor trabajar haciendo cualquier otra cosa. Así que, cuando las circunstancias vinieron a expulsarme de la profesión, acabé dedicándome a esto en exclusiva. Vino a ser una mezcla de casualidad y buena suerte. Jamás pensé que se pudiera vivir de esto. Y sigo sin creerme que, en mi casa, sean Los Vengadores quienes pagan las facturas.

¿Cuál es tu superhéroe favorito?
Dado que he escrito tres libros sobre el tema, creo que no tengo otra opción que responder que Spider-Man. Fundamentalmente porque me siento muy identificado con el desarrollo del personaje casi en cada momento de mi vida. Spider-Man es un personaje muy cercano y especial. Ningún otro personaje es tomado tan en serio por sus seguidores, debido a esa identificación casi íntima.

Retrato de Julián M. Clemente

¿Y uno del mundo real?
Aaron Sorkin, el guionista/showrunner de El Ala Oeste de la Casa Blanca, Studio 60 on the Sunset Strip o de The Newsroom. Por mucho de lo que hablábamos antes del idealismo. Sus series no pretenden enseñar cómo es la política, la televisión o el periodismo: es un error común que suelen cometer quienes las critican. Enseñan cómo deberían ser. Y ofrecen una lección moral en cada guión. A veces no coincidimos, no se puede coincidir siempre, pero creo que Aaron Sorkin es una máquina de hacer buenas personas. A nuestros políticos y a nuestros periodistas les hace mucha falta ver esas series.

Y puestos a mojarnos, ¿un supervillano?
No personificaría en ninguna persona. Más bien en un concepto, al hilo de lo que hablamos: la banalización de la información. Para mí, la información es sagrada, y me molesta y duele que se banalice, que se mezcle con opinión, que se mezcle con entretenimiento… Es un demonio que tiene demasiados avatares. Tampoco quiero dar nombres, pero es algo que todo el mundo conoce.

DAVID LÓPEZ

CAPTAIN MARVEL, NÚM. 11
Marvel Comics, EE. UU., 2014. Página interior

Impresión digital

Colección del artista

ROBERTO DE LA TORRE
DAREDEVIL, NÚM. 508
Marvel Comics, EE. UU., 2010. Página interior

Impresión digital

Colección del artista 

JORGE JIMÉNEZ
EARTH 2: SOCIETY, NÚM. 1
DC Comics, EE. UU., 2015. Página interior

Impresión digital

Colección del artista

Inventa un superhéroe capaz de salvar al mundo en la actualidad: nombre, súper poder y disfraz.
Tengo muy mala imaginación. Hice, con Víctor Gómez, una serie de televisión para TVE protagonizada por niños superhéroes en entrenamiento, Hero Kids. Eran más de veinte personajes, y creo que ahí sequé todas mis ideas sobre superhéroes. Pero no creo que sea importante el disfraz, o el poder, o el nombre. Es importante la personalidad. Es lo que verdaderamente engancha a un personaje, como en cualquier otro género.

El primer cómic que recuerdas haber leído…
Spiderman nº 26 de Bruguera. Debí leerlo con cinco o seis años. No entendí nada, pero me enamoró del personaje hasta los huesos. Luego descubrí que era el inicio de la etapa de Gerry Conway, que era un guionista que se hizo cargo del personaje cuando apenas tenía 19 años y volcó en él toda su experiencia vital. Fue algo mágico que personaje y guionista tuvieran la misma edad, y es una etapa que todavía, hoy en día, me vuelve loco.

Portada del cómic Spiderman nº 26, de Bruguera

¿Por qué los niños ya no leen cómics?
Porque sus padres tampoco lo hacen, y ponen en sus manos a los críos cosas que les distraen demasiado tiempo como para hacer otras cosas. No tengo nada en contra de la tecnología, todo lo contrario, soy un geek de narices, pero poner un smartphone o una tablet en manos de un chaval antes de que aprenda a disfrutar haciendo cosas con sus manos, desde pintar a colorear, a dibujar, a recortar o moldear cosas, o sumergiéndose en la lectura, creo que es un error tremendo. No porque esa tecnología sea mala, la tienen que conocer tarde o temprano, sino porque es tan absorbente que corta la opción de que descubra otras cosas que son tan apasionantes o mucho más.

¿Qué nos aporta este tipo de lectura?
Lo mismo que cualquier otra lectura: sumergirse en otros mundos, desarrollar la imaginación, la inteligencia y el sentido crítico y, en el caso de los superhéroes, creo que también sirven para sacar enormes lecciones morales. “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, la frase característica de los cómics de Spider-Man, puede también ser una guía moral por la que desenvolverse en la vida.

Alguna recomendación para el que quiera iniciarse…Y otra para el que ya tenga carrera en ello.
Pues mira, una misma para ambos, porque lo bueno que tiene este cómic es que lo puede disfrutar el más experto y el más novato: Ms. Marvel, que acaba de ganar el premio a la mejor serie del Salón de Angoulême. Trata sobre una chica con superpoderes que es hija de inmigrantes paquistaníes en Estados Unidos. Vive entre tres mundos, y no se siente plenamente partícipe de ninguno de los tres: el de sus padres, el de sus amigos y el loco mundo de los superhéroes. Se pasa la vida intentando evitar que entren en colisión, o tratando de que convivan. Es un gran tebeo para dar a un adolescente, porque va a pensar que le están contando algo que se parece mucho a su vida, aunque no tenga nada que ver con Kamala, la protagonista. Creo que es llevar la idea de Spider-Man al siglo XXI, la idea de alguien que se siente distinto a los demás y trata de hacerlo lo mejor que puede. Y además, es un gran cómic para entender la diversidad. Kamala Khan es lo mejor que le ha pasado a la industria en lo que va de siglo.

Portada del primer tomo de Ms. Marvel, de Marvel

Lo mejor de ser editor de Marvel es…
Es como ser presidente del gobierno, pero en divertido. Tienes estos personajes, que adoras desde crío, y eres el encargado de hacer la mejor edición posible en tu país, algo que no siempre se ha hecho. Y aprendes cada día algo nuevo sobre cómo hacerlo mejor. Es un trabajo apasionante para mí. El mejor trabajo del mundo.

Y lo peor…
Cuando metemos la pata con algo. Nadie se pega más golpes contra la pared que yo cuando hay alguna errata, o peor, cuando una serie que tiene una enorme calidad se tiene que quedar inédita cuando las ventas no acompañan. Pero tampoco ocurre en demasiadas ocasiones, así que tampoco sufrimos demasiado.

¿Sabes dibujar? Si supieras, ¿qué dibujarías?
No tengo ni la más mínima idea de dibujar. Y no sé qué dibujaría. Supongo que en otra vida me hubiera encantado dibujar a cualquiera de estos personajes.

¡Gracias! 🙂
¡A mandar!

Superhéroes con Ñ. Los dibujantes españoles que triunfan en Estados Unidos.
Del 10 de marzo al 12 de junio en el Museo ABC (Madrid).


PEPE LARRAZ
WOLVERINE AND THE X-MEN, NÚM. 39
Marvel Comics, EE. UU., 2014
. Página interior

Grafito, lápiz de color y tinta sobre cartulina. 432 x 280 mm

Colección del artista

VÍCTOR IBÁÑEZ
SUPERMAN: UNCHAINED, NÚM. 2

DC Comics, EE. UU., 2013
. Cubierta

Tinta, rotulador y lápiz sobre cartulina. 431 x 293 mm

Colección del artista

RAMÓN ROSANAS
NIGHT OF THE LIVING DEADPOOL, NÚM. 3
Marvel Comics, EE. UU., 2014
. Página interior

Tinta sobre cartulina
. 439 x 280 mm

Colección del artista

NATACHA BUSTOS

STRANGE SPORT STORIES, NÚM. 3
DC Comics, EE. UU., 2015
. Página interior

Impresión digital

Colección de la artista

Coméntalo

comentarios