Kristina Webb es una chica neozelandesa de 19 años. Hasta aquí, todo bastante normal. Sin embargo, se ha convertido en un fenómeno viral gracias a sus ilustraciones realizadas a mano y combinadas con elementos como la comida. Con más de un millón de seguidores en Instagram, su cuenta se ha convertido en todo un referente para los amantes de la ilustración, la comida y la naturaleza.

Coméntalo

comentarios