OLYMPUS DIGITAL CAMERA Processed with VSCO with c1 preset
La artista Coco Dávez.

Aunque en su entorno la conozcan como Valeria, Coco Dávez es el nombre que da vida a esta artista madrileña que llegó al mundo hace 27 años. A pesar de su edad, Coco tiene una trayectoria envidiable. Fue descubierta en Londres, en 2010, tras haber colgado una de sus obras en las redes. El director de arte de uno de los periódicos más importantes de nuestro país no pudo resistirse a averiguar quién estaba detrás de aquella pintura y cuando la descubrió, le ofreció comenzar a trabajar como ilustradora de ese medio (donde aún sigue haciéndolo). Coco Dávez ha evolucionado hasta crear su propia marca, gracias a la cual ha expuesto en ciudades como Madrid, Lisboa o Santiago de Chile, ha ilustrado uno de los libros de Carlos del Amor, ha realizado diversas acciones publicitarias y está a la espera de la publicación de su propio proyecto editorial. Hablamos con la artista para conocerla más a fondo.

Tu verdadero nombre es Valeria Palmeiro, ¿de dónde surge Coco Dávez?
Coco Dávez surge a los 16 años, cuando me inventé un nombre para Fotolog y Myspace. Desde ese momento, ya no pude desprenderme de él. Le tengo mucho cariño.

Llevas muchos años dedicándote al arte pero, ¿cómo fueron tus comienzos dentro de este mundo?
Fue en Londres, en 2010. Gracias a mi primera colaboración para una web de Estocolmo, Rodrigo Sánchez, del periódico El Mundo, se fijó en mí y quiso que colaborase con ellos. La verdad es que fue un auténtico regalo.

Imagino que para ti la palabra arte tendrá mucho significado…
Para mí el arte es casi un modo de vida. Es crear algo con muy poco y casi en cualquier ámbito. Creo que esto siempre me ha llamado la atención porque considero que mi familia es bastante artística: mi madre creaba unos escaparates increíbles con cuatro cosas, mi abuela es la reina de la cocina con los alimentos más básicos, mi tío decora las mesas familiares como nadie, mi padre es el responsable de que tenga los álbumes de fotos de infancia más preciosos del mundo y a mi hermana no hay quien la gane en sarcasmo y espontaneidad. Y así podría seguir con cada miembro de mi familia.

“Red Nude”, obra de la colección Nude. Mayo de 2016 © Coco Dávez.

¿Qué te inspira a la hora de crear?
Casi cualquier cosa: un momento de luz, una película, un libro, un amigo o un lugar.

Cuando te pones manos a la obra con un cuadro, ¿qué mensaje quieres hacer llegar a la gente?
Supongo que pretendo transmitir alegría y esa vuelta al juego de cuando éramos pequeños.

Todo artista tiene referentes, ¿quiénes son tus pintores favoritos?
Picasso me encanta por su apasionante historia, Matisse por su forma de mostrar el día a día, de Klein me impresiona su pasión por el azul, el universo de Calder es imperdible, también los escenarios de Hopper…

Si pudieras elegir una época en la que vivir, sería…
Los años 50 en Estados Unidos. Me fascina su estética, su música, ese boom de la publicidad…

Como todos tenemos (o deberíamos tener) un plan B, si no hubieras sido artista, ¿a qué te hubiera gustado dedicarte?
Mi sueño frustrado es ser cantante. Pero fuera del ámbito del arte creo que me hubiera encantado ser profesora.

¿Cuál de todos tus trabajos es tu favorito?
Pintar y hacer fotos compiten a partes iguales y en este momento van casi de la mano: una necesita de la otra para ser mostrada al mundo. Disfruto mucho cuando hay proyectos colectivos, siempre se forma una sinergia maravillosa.

¿Cuál es la mejor lección que te han dado a lo largo de tu vida?
Que equivocarse es lo que más te enseña y te espabila. El éxito es un regalo para el ego; es muy bonito, pero los fracasos son los que te forman y te hacen aprender lo realmente importante.

"Leandra", de la colección Faceless.
“Leandra”, de la colección Faceless © Coco Dávez.

El éxito es un regalo para el ego; es muy bonito, pero los fracasos son los que te forman y te hacen aprender lo realmente importante.

"Jackie", de la colección Faceless.
“Jackie”, de la colección Faceless © Coco Dávez.

Un color… el amarillo (aunque últimamente el rojo está muy presente en mi vida). Una prenda de vestir… el peto. Una obra de arte… Las señoritas de Avignon. Un país… Estados Unidos. Una comida el caldo gallego. Un animal… el suricato. Una película… El hijo de la novia. Una canción… Lucha de gigantes. Un actor/actriz… Ricardo Darín. Un deseo… viajar pronto a L.A.

Puedes seguir a Coco Dávez en su cuenta de Instagram, Twitter,
Facebook o en su web.

Coméntalo

comentarios