En el año 1939 la firma Pontiac diseñó este único modelo de coche transparente, realizado en plexiglás, llamado Pontiac Ghost Car. Diseñado en colaboración con una compañía, que por aquél entonces comenzaba a producir plexiglás, no se puso a subasta hasta el año 2011, cuando alguien lo adquirió por 308.000 dólares americanos.

Coméntalo

comentarios