El medio siglo le sienta de maravilla a la marca de calzado. Cincuenta años de espíritu Off the Wall que, además de uno de los álbumes más prolíficos del Rey del Pop (cronológicamente posterior a que Vans adoptase esta expresión del slang yanqui como acertadísimo leitmotiv), es el lema que ha movido a decenas de personajes icónicos asociados a la marca a lo largo de toda su historia. La ocasión merece algo grande, y por ello Vans conmemora también uno de sus modelos más emblemáticos: la Sk8-Hi. Sencilla, versátil y, sobre todo, omnipresente a lo largo de varias generaciones. Su influencia en la expresión artística es tal, que nada mejor que un puñado de grandes personajes asociados a ella para contar su historia, aún hoy, interminable.

Érase una vez… Finales de los 70 en California. Cadenas, calaveras y crestas imposibles comenzaban a aflorar en la Costa Oeste al ritmo de los primeros acordes de las bandas de punk rock, que pronto acabarían convirtiéndose en iconos. En 1978 salieron por primera vez a la venta las Sk8-Hi con su característico slidestripe. Este lanzamiento marcó un hito en la historia del calzado, pues se trataba de las primeras zapatillas altas diseñadas específicamente por y para skaters. Moda, música, arte y demás universos creativos, no tardaron demasiado en caer rendidos ante la personalidad de esta “post-sneaker” (dícese de aquello que va más allá de una simple zapatilla). Uno de los primeros en despertar sus encantos fue Steve Caballero, leyenda viva del skate que popularizó esta zapatilla dentro y fuera del bowl. Sobre los escenarios, Henry Rollins pisaba bien fuerte -por supuesto, con unas Sk8- hasta convertirse en todo un icono del punk rock.

Steve Caballero

Henry Rollins 

Años después, recoge el testigo Lizzie Armanto, integrante del equipo de skate de Vans y parte de una nueva generación de amantes de este deporte. Expandiendo también su influencia al mundo de la música, encontramos a Syd Tha Kid, cantante nominada a los Grammy e integrante del grupo The Internet, y desde siempre fan de la Sk8-Hi, que marida a la perfección con su estilo andrógino. Gran mérito tiene también Natalie Westling, modelo internacional que ha conseguido dar diferente forma a algunos cánones y tópicos del mundo de la moda. Tanto que no debió temblarle un pelo cuando decidió inmortalizar en su cuerpo el logo “Off The Wall” de Vans, tatuándolo en su antebrazo como muestra de su espíritu fuerte y desafiante.

Lizzie Armanto 

Syd Tha Kid

Natalie Westling

El renombrado artista y dibujante Jay Howell, que desde siempre ha encontrado inspiración para sus obras en la cultura del skate, forma también parte de este gran equipo. Al igual que Wade Goodall, surfista profesional que ha calzado las Sk8-Hi tanto fuera como dentro del agua.

Jay Howell

Wade Godall

Vans ha capturado con maestría algunos momentos de la vida personal de estos embajadores y su conexión con la Sk8-Hi. Maravilloso legado producto de una historia que te toca continuar a ti. El 2016 será para esta silueta un año de inspiración, reediciones y versiones. Pero también para ti, para que nada coarte tu espíritu y libertad. Si no lo has hecho ya, cálzate unas entrando aquí o en tiendas. ¡Y que cumplan muchos más!

Coméntalo

comentarios