1

Malandrómeda, Bala, Esquelas, Emilio José… Cada año que pasa, la hornada de formaciones gallegas es más sustanciosa y heterogénea. Chicharrón son unos de los puntales más interesantes de todo este ecosistema musical, al que en 2016 nutrieron de “Postal”, una oda al pop panorámico en el que The Cure, Surfin’ Bichos o The Chills no sólo eran referentes igualados, sino que la personalidad del grupo gallego se imponía por medio de un sonido absolutamente autónomo, como en Contra acantilados, un single vibrante en el que tiran de pura inercia emocional. Al habla, Alberto M. Vecino, cantante del grupo.

Para empezar, ¿cómo surge la idea de Contra acantilados?
Es una canción de rabia contra el sistema capitalista en el que vivimos. De rabia por ver que la alienación de una vida monótona se impone al amor en una sociedad cada vez más individualizada y fría, en la que la velocidad se constituye como su mal y su motor. Este verano hice un viaje por Japón y el texto me vino a la cabeza estando una mañana en una estación de metro en Tokio. Me impresionó ver a una masa de gente que avanzaba en silencio y vestida prácticamente igual para ir a sus trabajos. Casi todos iban mirando su móvil. Después me enteré que la mayoría no llegarían a casa hasta la madrugada, que algunos no verían a sus hijos despiertos en semanas… También me contaron que el metro sólo rompe su puntualidad cuando alguien se tira a las vías, algo que pasa todos los días. Tenía la sensación de que Japón era el país más avanzado del mundo y Contra acantilados es una reflexión sobre avanzar sobre las mismas cuatro notas, repitiéndose durante toda la canción.

Hace días, me comentaste que será un single digital, un formato cada vez más en boga. Como AMA, que este año sacan uno al mes ¿Qué ventajas le veis a esta práctica cada vez más habitual?
Las principales ventajas que le vemos nosotros son económicas y de tiempo. Se podría decir que Chicharrón somos una organización sin ánimo de lucro porque todo lo que hemos ganado lo hemos invertido siempre en cosas para el grupo. Después de “Postal” necesitábamos comprar material, así que nos quedamos casi sin pasta. Por otra parte, queríamos ser coherentes con lo que te comentaba antes de la velocidad como mal y motor de la sociedad occidental, así que tampoco queríamos meternos en la vorágine que supone grabar un disco en estos momentos. Entonces, después de plantearnos mucho las cosas decidimos que un single digital sería la mejor opción y estamos muy contentos porque además de resolver esos dos problemas nos ha permitido centrarnos mucho en la canción (tiene un diseño para ella sola de la artista Antía Van Weill, un vídeo, promoción, etc.) y además tiene una inmediatez que no te permite un disco pues, desde que la compones hasta que la publicas pasa muy poco tiempo.

Contra acantilados también cuenta con una sorpresa muy especial: un vídeo rodado en cinema 16 mm por Alfonso Zarauza y con la dirección de fotografía de Alberte Branco y la artística de Elia Robles. ¿Qué nos va a deparar esta aventura visual?
Eso fue un lujazo increíble. Alfonso Zarauza es un director al que sigo y que me encanta. Yo no lo conocía personalmente y no tenía ninguna esperanza de que accediera a hacernos un vídeo para la canción, pero de todas formas le escribí para pedírselo. A la mañana siguiente me contestó que estaba interesado y simplemente flipé. Más tarde cuando nos reunimos varias veces hablamos un montón y descubrimos que además de un gran director era algo mucho más importante, era una gran persona y, además, con un posicionamiento ante la vida muy parecido al nuestro. Él involucró en el proyecto a Alberte Branco y a Elia que también, además de ser grandísimos profesionales, son unas personas maravillosas. Del vídeo solo puedo decir que refleja exactamente lo que yo tenía en la cabeza y que va más allá, aportándole algo importantísimo para mí: misterio.

“Me contaron que el metro de Japón sólo rompe su puntualidad cuando alguien se tira a las vías, algo que pasa todos los días. Tenía la sensación de que Japón era el país más avanzado del mundo y Contra acantilados es una reflexión sobre avanzar sobre las mismas cuatro notas, repitiéndose durante toda la canción”.

Siempre he pensado que vuestra música contiene un poderoso motivo visual, y no sólo por las letras. Creo que en vuestro caso es un logro conseguir transmitir con imágenes la poesía de vuestras canciones. ¿Es un reto u os lo tomáis como un mero soporte visual de las canciones?
Es algo importantísimo. Realmente lo que hicieron (con total libertad) Alfonso, Alberte y Elia, sin olvidar la ayuda de Illana Cossío, no fue un videoclip sino una película y eso era algo que humildemente también buscábamos, la interacción con el cine, otra de las artes que nos encanta.

Tengo entendido que la publicación de Contra acantilados vendrá acompañada de una pequeña gira. ¿Tenéis algo especial preparado?
Creemos que no hemos tocado “Postal” lo suficiente, así que vamos a hacer una serie de conciertos en salas y festivales en los que lo vamos a tocar entero para acompañar al nuevo single sin tocar nada del primer disco.

Después de vuestra exitosa actuación en el Madrid Pop Fest habéis demostrado que contáis con un factor que os diferencia de la mayoría de bandas indies estatales y del extranjero: un directo solvente y emotivo. Y no creo que sea fácil transmitir el detallismo sonoro de vuestro último LP “Postal”. ¿Cómo planteáis la traslación de vuestras canciones del disco a la exposición en directo?
No nos preocupa tanto transmitir el detalle como la emoción. Nos tomamos cada concierto como si fuera la última oportunidad de transmitir lo que tenemos que decir, como una gran celebración y nos dejamos llevar.

Contra-acantilados--Portada-de-AntIa-Van-Weill
Contra acantilados. Portada de Antía Van Weill

“Queríamos ser coherentes con aquello de la velocidad como mal y motor de la sociedad occidental, así que tampoco queríamos meternos en la vorágine que supone grabar un disco. Decidimos que un single digital sería la mejor opción”.

“Postal” ha recibido un aluvión de parabienes que definen un punto de inflexión en vuestra trayectoria. ¿Cómo os planteáis el difícil tercer disco?
Yo entiendo los discos como una obra conceptual. Nuestro primer disco era sobre Alberto Gende, un artista y un amigo increíble que se murió muy joven y nos dejó tocadísimos. La segunda era sobre el amor como única salvación. Después de “Postal” hablamos mucho sobre por dónde tirar y en parte también hicimos el single por eso. Porque a la vez que nos lo estamos planteando, lo estamos contando. También tengo que decir que voy a tener un hijo en abril y que mientras avanzaba el proceso de la canción (composición, grabación, vídeo…) también avanzaba él, así que a lo mejor el tercer disco es un aburridísimo disco sobre la paternidad (risas).

Junto a Emilio José y Malandrómeda, creo que compartís la delantera de una edad dorada del pop gallego. ¿Cómo os sentís dentro de esta crecida y a dónde creéis que llegara ésta?
Yo no creo en la competencia, pero sí que veo que Galicia está viviendo su mejor época en la música y yo diría que en el arte en general. Hay mucha gente haciendo cosas muy interesantes, añadiendo que por primera vez muchos lo están haciendo en gallego y hay mucha gente que intenta hacerlo visible. Evidentemente esto no viene de ahora, es el fruto de una semilla que ha puesto mucha gente y que ahora se encargan de cuidar sobre todo colectivos autogestionados bajo el régimen de Feijoo. Hasta dónde llegará es una incógnita total porque quitando honrosas excepciones como Triángulo de amor Bizarro, ningún grupo que forma parte de esa escena independiente gallega ha conseguido (por falta de infraestructura) o ha apostado por vivir de ello hasta ahora y tengo dudas de si eso es bueno o malo para su supervivencia.

Ya para terminar, me gustaría que me definieras lo que para ti significa Chicharrón y de qué están forjadas las estancias de vuestro universo sonoro.
“Postal” hablaba de encontrar a alguien en el camino y que ese amor era lo que te hacía seguir, pero no creo que pueda existir el amor individual si no existe el colectivo. Creo que las estancias de nuestro universo están llenas de amor a la música, al arte, a la vida, a un futuro mejor… y creo que si algún día dejan de estarlo desapareceremos.

2

Hoy salen a la luz el single y el vídeo de Contra acantilados.
El 18 de marzo actúan en la 2ª Escolma Cinema Galego de Sarriá.

Coméntalo

comentarios